NXT Takeover: Chicago

Con una renovada escena, luego del éxodo que hubo entre draft y “superstar shake-up”, NXT consolidó nuevamente un sólido show semanal, que ayudó a que este Takeover tuviese el apropiado número de rivalidades para conformar una variada e interesante cartelera. Revisamos lo que pasó.

El opener de la noche fue entre Eric Young y Roderick Strong. Roddy entró por sorpresar en medio del público, para minimizar las amenazas que son Alexander Wolfe y Killian Dain. Evidentemente los miembros de Sanity seguirían interfiriendo, y fueron parte de la lucha que controló Young desde entrada. Roddy contraatacó y se vio bien frente a un público que lo conoce desde sus años en la escena independiente y Ring of Honor, por lo que estuvieron en su esquina durante toda la pelea. Al final Roddy vuelve a atacar a Wolfe y Dain, y remata a Young con la backbracker para llevarse una gran victoria en su camino a la escena titular de NXT. Muy buen combate.

Quizás sea la primera sólida candidata a Pelea del Año en WWE/NXT, en un debate que Kenny Omega y Kazuchika Okada cerraron 4 días entrado el 2017 para todo el mundo. Pete Dunne y Tyler Bate se enfrentaban por el cinturón del Reino Unido, en un combate extraordinario, donde tanto Dunne como Bate mostraron lo mejor de su trabajo en ejecución de movidas, construcción de combate, narradores de historia sobre el ring, y excelente espectáculo. Cuesta destacar momentos, pero tanto el Spiral Tap y Airplane Spin de Bate, como las expresiones faciales de Dunne en victoria y derrota, marcaron un tránsito sólido de una pelea que si bien contaba con la atención del público, finalmente conquistó a todos los presentes, ganándose una ovación al final de la contienda ambos luchadores. *****

Era imposible seguir lo mostrado por Bate y Dunne, pero Asuka, Ruby Riot y Nikki Cross lo intentaron, trabajando un sólido combate donde, cuando estuvo Asuka involucrada, funcionó mejor que cuando eran Riot y Cross. En el caso de Cross, sus expresiones ayudan a su personaje, pero distraen cuando está enfocada en eso mientras ejecuta movidas. Por parte de Riot, todavía está en transición al ritmo más lento de WWE/NXT, todavía acostumbrada a la escena independiente. Victoria para Asuka, que espera la recuperación de Ember Moon para tener su revancha.

Sorpresivamente el combate entre el Glorioso y el otrora KENTA no cerró la noche, pero el trabajo de Roode e Itami fue de evento estelar. Gran combate de ambos, donde el enfoque estuvo en vender las lesiones de tobillo de Hideo, y de codo de Roode, y cómo eso afectó el aplicar sus finishers. El momento de la noche vendría cuando Hideo aplica el GTS, pero Roode cae fuera del ring, costándole el conteo de 3 al japonés. Al final Roode no tiene que aplicarle una, sino dos Glorious DDTs a Itami para retener el cinturón máximo de la promoción. Reivindicatoria performance de Itami, que ve truncada su llegada a la cima de NXT, y veremos qué le depara el futuro a la estrella del oriente.

Llegamos al combate estelar, que marcó la última confrontación entre The Authors of Pain y DIY, por los cinturones de equipos en un Ladders Match. Ciampa estuvo en duda hasta el último momento, tras sufrir una lesión de tobillo el viernes, pero participó sin problemas, aunque visiblemente cojo en algunos pasajes. Excelente combate, bien puesto en escena para sopesar la evidente diferencia de talla de ambos equipos,  aunque en algunos pasajes se vio a los Authors of Pain no vender suficientemente el daño que proferían Gargano y Ciampa. Numerosos buenos spots, que pasarían a la historia frente al momento de la noche: a merced de ambos contrincantes, Tommaso Ciampa enfrenta una escalera, momento en que Johnny Gargano lo saca de la trayectoria y toma el golpe directamente en su cara. Ciampa genera nuevos bríos, que lo llevan a sacar a uno de sus rivales con una suplex desde la escalera, reventándola en el acto. Gargano puede neutralizar al otro rival, y ambos llegan a los cinturones, donde la pareja los saca con sus hombros y les aplican un Super Collider, para retener los campeonatos, y brindándole una nueva derrota a los ex-campeones.

Las luces ya se apagaban, el logo de NXT era visible en la transmisión, y el riesgo del anticipado turn heel de Ciampa sobre Gargano se disipaba, pero Tommaso terminaría poniendo fin a la espera atacando a Gargano y lanzándolo sobre las pantallas LED, para luego lanzarlo sobre las mesas de las afueras de la escenografía, terminando el show con el calvo luchador viendo a su ex-compañero yacer inconsciente, mientras los médicos lo asisten.

Excelente show, de inicio a fin. Para mí, entre los 3 mejores Takeover de la historia, lo que es decir mucho.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s