Review – Xtreme Club Lucha Libre: CatalepXia

Este domingo pasado se vivió CatalepXia, evento que prometía terminar con la rivalidad de Francesco Di Bassi, posicionado como uno de los grandes villanos del Club, y Boris Müller, que había regresado en el evento pasado, y que tenía su primera lucha desde aquella lesión que lo alejó del ring por varios meses. Revisemos lo que pasó.

La tarde la abrió el Campeón Absoluto de Xtreme, Harold, en compañía de Twiggy, los que conforman la dupla DDD (Destructores de Detroit). Harold pidió respeto, prometió un futuro en Xtreme sin borrachos, y solicitó pasar a la final del torneo de equipos por su calidad de campeón de la promoción. Al comisario de Xtreme, Azagoth, no le pareció una buena idea, y mandó a llamar de inmediato a El Monasterio, siendo representados por Daviddian y Rencor. La lucha se efectuó de inmediato, con Harold reclamando desde afuera buena parte de la lucha, lo que la hizo muy entretenida. El final vendría cuando DDD decide no seguir en la lucha, y el resto de El Monasterio detiene el paso de ambos hacia el backstage, permitiendo a la dupla capitalizar en Twiggy, mientras Harold escapó por la escalera del Espacio San Diego. No sería la última vez que veríamos a Harold y Twiggy durante la jornada.

La segunda lucha prometía repercusiones dentro de La Nueva X, equipo que ha venido liderando las historias en Xtreme por un buen tiempo. Axel desafió a Límite por el liderazgo del grupo, y para ello sería testigo Da Silva en representación del resto de sus compañeros. Una lucha muy intensa entre ambos, donde Límite marcó el ritmo a pesar de venir bajándose del avión desde la región de Antofagasta, pero el resultado no traería un ganador claro: Da Silva intervino, primero en favor de Límite con un Al Fondo de la Favela, y luego en su contra con una lanza. El guardaespaldas se cansó de su posición de soporte, y tomó el micrófono para autoplocamarse nuevo líder de La Nueva X. ¿Qué pensarán Sara Phoenix y Owen de lo sucedido? Veremos si habrá alguna repercusión en El Día de la X, próximo evento de Xtreme.

Antes del primer intervalo, Comeniños entró al ring para darle a conocer a la audiencia, y a la administración de Xtreme Club, su descontento por no ser considerado en la cartelera del show. Como uno de los fundadores de la X, su ausencia la consideró una falta de respeto, y por ello su humor no fue el mejor cuando los nóveles JimmyNejo y MatiNejo entraron a intentar reclutarlo para bailar al son de Demerol. Comeniños hizo honor a su nombre y destruyó a ambos muchachos, terminando con la primera porción del show.

Tras el receso, vendría la lucha más entretenida de la jornada. Con la misión de encontrar a una retadora para Zatara (Ex-Tifanny), Alison Evans, que ha venido enfrentando a la Queen of Xtreme junto a Sara Phoenix, Electra y Kristy se midieron en una triple amenaza para dirimir a la contrincante de la campeona. Kristy sigue consolidándose como una de las estrellas de nuestra lucha libre, y su personalidad Insaciable no deja de generar apoyo del público, con sus movimientos y comentarios subidos de tono. Sus rivales la atacaron primero, e intercalaron ofensivas durante la lucha, pero el final vendría cuando Kristy saca de contienda a Alison con un apasionado beso, y luego termina a Electra con un ataque con la espalda desde el esquinero. Kristy entonces enfrentará a Zatara en el futuro, suponemos que en El Día de la X.

Siguiendo con el torneo de equipos, tendríamos a Rick&Dick (Richard Sánchez y Dixel) enfrentando a Oliver y Coke. Estos últimos jugaron el rol de “equipo en conflicto”, con uno siendo uno de los rostros en ascenso de nuestro medio, y el otro el principiante que es protegido por el primero. Esa diferencia de enfoque, que llegó a su climax cuando Oliver quería ganar a toda costa y le exigió a Coke sacar sus “polvos mágicos”, terminó costándoles la victoria y cimentando a Rick&Dick en las semis del torneo. Tras la lucha hubo un forcejeo entre Coke, que argumentaba no necesitar falopa para ser el luchador más duro del país, y Oliver, pero ambos dejaron el ring en buenos términos. ¿Seguirán siendo equipo, o Coke tendrá otros planes que incluyan a su viejo amigo Alex Hero, una vez éste regrese al ring?

Luego del último receso, vendría la única lucha titular de la jornada, y quizás la más significativa del show. En su regreso al país, Ariel Levy desafió al campeón Puro Gerhard, con miras a recuperar el cinturón que alguna vez se llamase Hollywood Championship, y que perteneciera al popular actor. La lucha fue un choque de estilos, con un Levy más comprometido a los movimientos vistosos de alto daño, mientras que Gerhard intentó mantener la lucha en la lona, aplicando daño a las extremidades de Levy. Con acción pasando en las afueras del ring, donde Levy conectó un DDT a Gerhard en el piso del recinto, finalmente todo volvió al ring donde Levy pudo esquivar la “rainmaker” de Gerhard, y prepararlo para un codazo biónico que le hizo recuperar su cinturón. Levy prometió un nuevo y definitivo nombre para la correa, que esta vez represente a Xtreme, cerrando el cambio de nombres que tuvo por casi un año.

Finalmente, el choque entre Francesco Di Bassi y Boris Müller, en lo que era el regreso de este último al ring tras varios meses. La lucha fue reñida, con mucho intercambio de ofensivas en las afueras del ring, donde Boris tuvo algo más de control que Di Bassi. Para Boris también era especial la lucha porque hace mucho tiempo no tenía el rol de favorito del público, siendo para nosotros el mejor villano de la temporada pasada. En ese sentido era importante ver si podía capitalizar el cariño de su casa, Xtreme Club, en su estilo de lucha, y eso siempre es algo que toma un tiempo, pero por buenos pasajes de la lucha el público lo aplaudió y apoyó cuando Di Bassi tenía el control de la lucha. También una nota para Di Bassi, que durante estos meses capitalizó en el espacio que le dio Xtreme Club para posicionarse como un gran villano, estando a la altura del main event del show. La lucha en todo caso tuvo un tono agridulce cuando Harold y Twiggy intervinieron para dejar la resolución en veremos. Atalaya entró a confrontar a Harold, pero también fue despachado por el campeón, cerrando la jornada al son de Maneater de Hall and Oates.

CatalepXia se sintió más un “Ruta a El Día de la X” que un evento que resolviera rivalidades. En ese sentido, dejó armado – suponemos – su main event, con 4 contendientes al cinturón absoluto en Boris, Atalaya, Di Bassi y el campeón Harold. También quedó clara la lucha femenina, y seguramente tendremos las semifinales del torneo por equipos en dicho evento. Todo quedó dado para celebrar El Día de la X.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s