Team HELL NO: El lado B de Kane que ayudó a construir a Daniel Bryan

La “pareja dispareja” que tantas risas nos sacó hace cinco años atrás se volvió a reunir para hacerle frente a los SmackDown Tag Team Champions, The Bludgeon Brothers. Te contamos la corta, pero intensa historia de este extraño binomio que sacó la parte más lúdica del infernal Kane y que, sin duda, ayudó a capitalizar el talento de Daniel Bryan para que brillara con luces propias los años venideros.

En el epílogo del SmackDown Live de esta semana vimos cómo Daniel Bryan era nuevamente masacrado por The Bludgeon Brothers, los Tag Team Champions de la marca azul, tras hacer lo propio la semana anterior para dejarlo sin chances de ir por el WWE Championship. De pronto nos sorprendimos cuando vimos venir a Kane para rescatar a su otrora compañero y juntos despachar a los colosos, darse el correspondiente abrazo y sellar el regreso del Team HELL NO. No sólo eso, la SmackDown General Manager Paige aprovechó el momento y nos dio un combate titular entre ambas parejas en Extreme Rules, justamente el evento en el que lo vimos por última vez liderando la división hace cinco años.

Corría el año 2012, el mismo año del regreso de Brock Lesnar tras su polémica salida el 2004, el del episodio 1000 de RAW que dio paso al show de 3 horas que tenemos hasta ahora, el del último enfrentamiento entre Undertaker y Triple H, el “End of an Era” de WrestleMania 28, misma cita donde vimos a The Rock en acción en un “Once in a Life Time” contra John Cena que se repitió el año siguiente, y el mismo año que durante cada uno de sus días tuvo a CM Punk como WWE Champion. El mismo año donde WWE comenzaba a reformularse, buscando talentos que lideraran el recambio generacional.

Porque sí, ese año WWE marcó el inicio en materia de reestructuración en su elenco. John Cena y Randy Orton, los que llevaron el protagonismo en sus espaldas durante la década anterior, tuvieron pocas pasadas en las órbitas titulares, no ganando ningún campeonato. Tuvimos el estreno de NXT, el semillero de WWE que no demoró en tener vida propia y un éxito tanto o más grande que los propios talentos del Main Roster bajo el alero de Triple H. Otro hito que marcó el año que, según los mayas, era el final de nuestra existencia, fue el debut del grupo The Shield, facción que dominaría WWE hasta su separación el 2014 y donde sus integrantes Dean Ambrose, Roman Reigns y Seth Rollins, llegaron para quedarse.

Pero antes que ellos hubo un nombre que estaba llamado a ser el sucesor natural de CM Punk dado su pasado en ROH y su talento técnico: Daniel Bryan. Si bien Bryan ya llevaba dos años en WWE, con un United States Championship y un Money In The Bank que cobró exitosamente por un World Heavyweight Championship ante Big Show, era un potencial Main Eventer que parecía que nunca llegaría su momento. Poco le ayudó el haber perdido en WrestleMania 28 su World Heavyweight Championship ante Sheamus en tan sólo 18 segundos debido a la distracción del beso de su novia kayfabe, AJ Lee.

Luego de eso, Bryan -como heel– pasaría a la órbita del WWE Championship de CM Punk en un ángulo donde también estaría AJ Lee involucrada románticamente con su némesis (amor que después traspasó el kayfabe). La posterior incorporación de Kane fue tomando relación a la historia que lo ataría a trabajar con Bryan durante los próximos meses.

“La ira” como principal ingrediente

En el RAW 1000 (23 de julio de 2012), AJ Lee y Daniel Bryan celebrarían su “matrimonio”, el cual no concluyó debido a que AJ decidió tomar una propuesta que le hizo Vince McMahon, la de hacerse cargo de RAW como General Manager.

Esto gatilló en que Bryan cambiara su comportamiento tras ser plantado en el altar ante millones de personas en mundo, tornándose más agresivo, cambiando incluso sus clásicos “YES!” por los “NO!” en contraposición a la reacción del público. AJ Lee, ya en su posición de autoridad del show rojo, decidió darle apoyo profesional a la conducta de Bryan, pero terminó siendo puesto contra Kane en un combate mano a mano en SummerSlam.

La fuerza hace la unión

En el máximo evento del verano estadounidense, desarrollado el 19 de agosto en Los Angeles, Bryan se llevó el triunfo con una avivada, hecho que despertó a Kane en su faceta más conocida, la del violento y despiadado, arrasando con todo lo que tenía a su paso, obsesionándose con su verdugo y buscando una revancha.

Pueden ver la lucha en el video que sigue:

Con Kane y Daniel Bryan experimentando descontrol en sus conductas, donde pasaron a la fase de bullying para darle un tinte más cómico a la rivalidad, como el caso de Kane burlándose de la barba de Bryan, tratándolo de “Chivo”. AJ Lee decidió someterlos a una terapia de manejo de ira con un personaje que fue fundamental para lo que vendría después: el Dr. Shelby. El formato que usaba el profesional era el de una terapia grupal al que debían asistir ambos para así arreglar sus diferencias. La primera sesión fue mostrada en el RAW del 27 de agosto.

Semana a semana se iba mostrando en pantalla el proceso de la terapia del Dr. Shelby, quien iba tomando protagonismo realizando variadas actividades en pos de potenciar la buena relación que debía existir entre los dos.

La gente también participó de la terapia, ayudando para que Bryan y Kane dejaran de lado su ira. En ese tiempo RAW (único programa en vivo) usaba Twitter para desarrollar microencuestas en que los televidentes debían votar para decidir alguna acción, ya sea estipulación, rival de alguien, etc. Con Kane y Bryan sobre el ring en pleno tratamiento, en el RAW del 3 de septiembre se le dio el poder al WWE Universe para ver qué hacían con ellos: un combate mano a mano, una lucha donde ambos hicieran pareja o “un abrazo”. Sí, tal cual. Imagine cuál opción ganó:

Luego de varios amagues de uno y del otro, finalmente terminaron abrazándose a la mala, dando paso al definitivo face turn de Bryan y mostrando a Kane en una función más lúdica, sin dejar de lado su esencia infernal. Así esta dupla fue ganándose el cariño de la gente al ser partícipe del proceso de control de la ira.

La consagración

Luego vendría la siguiente fase de la terapia: trabajar en equipo. AJ Lee los encomendó a luchar en el RAW del 10 de septiembre contra Prime Time Players, equipo que venía rondando la órbita del WWE Tag Team Championship, en ese entonces en poder de Kofi Kingston & R-Truth. Y el premio era no menor: si ganaban, obtendrían un combate titular contra los campeones en Night Of Champions.

No sólo ganaron la opción de luchar por los títulos, sino que también se llevaron la victoria y se coronaron como los nuevos WWE Tag Team Champions aquella noche del 16 de septiembre en Boston.

La manera de ganar no fue la mejor, aún estaban las diferencias típicas de dos personas que se odian y que son obligados a trabajar en equipo, y que los hacían ver torpes. Para la posteridad fue el nacimiento de la pegajosa catchphrase de los nuevos campeones, autoadjudicándose el éxito del equipo en desmedro del otro, gritándole a su compañero: “I AM THE TAG TEAM CHAMPIONS”. La terapia del Dr. Shelby, con más contras que pros, estaba dando resultado.

Juntos son dinamita

Al día siguiente tuvieron su primera defensa ante los ex-campeones Kingston & Truth, lucha que volvieron a ganar. La semana siguiente, el WWE Universe nuevamente fue protagonista del destino de Bryan y Kane, esta vez para bautizar al equipo campeón con un nombre. La opción ganadora, con un amplio 59% fue la del nombre TEAM HELL NO. Un nombre que, a diferencia de las otras opciones (Team Teamwork y Team Friendship) identificaban a ambos: el HELL relacionado al infierno de Kane, el NO por el “NO!”, catchphrase usada por Bryan en ese momento y que juntas formaban una exclamación de ira. Luego de la presentación del nombre, Team HELL NO fue atacado por otra pareja inicipiente: Cody Rhodes y Damien Sandow, quienes se hacían llamar Team Rhodes Scholars, dando paso al primer feudo de la pareja.

Esta rivalidad dio pie a varios combates individuales entre los cuatro luchadores. Rhodes Scholars decían sacar ventaja al ser un equipo afiatado, no como los campeones que aún demostraban sus diferencias. Tal fue el caso en el que en una lucha en el SmackDown del 21 de septiembre entre Kane y Damien Sandow, Daniel Bryan tomó los dos cinturones y se fue gritando “I AM THE TAG TEAM CHAMPIONS!” para volver a hacer enojar a Kane e intensificar la terapia con el Dr. Shelby. Kane se tomó revancha esa misma noche desconcentrando a Bryan en su lucha contra Cody Rhodes, haciéndolo perder.

Esto obligó al Dr. Shelby a volver a buscar fórmulas para mejorar las relaciones, como esta reunión en un restaurant:

Pasaban las semanas y el Team HELL NO se tomaba los segmentos más hilarantes de las ediciones de RAW y SmackDown. WWE seguía potenciando segmentos cómicos donde el Team HELL NO se mostraba como un binomio que no se llevaba muy bien. La reacción del público siempre fue positiva.

En cuanto a lo estrictamente luchístico, mantuvieron su WWE Tag Team Championship el 28 de octubre en Hell In A Cell ante el Team Rhodes Scholars a pesar de haber sido derrotados por DQ, para después vencerlos en revanchas posteriores.

Para Survivor Series 2012, Team HELL NO formó parte, junto a Randy Orton, Kofi Kingston y The Miz, del Team Foley para enfrentar al Team Ziggler en una 5-on-5 Survivor Series Elimination Match, lucha que ganaron a pesar de haber sido ambos eliminados previamente. Como mencionamos al principio, este fue el debut de Dean Ambrose, Seth Rollins y Roman Reigns como el grupo The Shield, equipo que marcó el recambio en WWE. El Team HELL NO fue una de las primeras víctimas de la nueva facción, quien junto a Ryback los enfrentaron en TLC en una lucha que le da el nombre al evento, con derrota para ellos. No sería el único encuentro entre The Shield y el Team HELL NO, ya vendría más historia. El 2012 se cierra para Kane y Daniel Bryan no sólo siendo WWE Tag Team Champions, sino que también pasaron de ser una extraña unión a ser de lo mejor del año.

“La Graduación”

Para enero del 2013 se reactivó el feudo con el Team Rhodes Scholars, derrotándolos una vez más por los WWE Tag Team Championship en Royal Rumble, donde también participaron de la Royal Rumble Match que a la postre ganó John Cena. Sin embargo, el primer mes de este año marcó el hito más importante de la transición del Team HELL NO para seguir adelante: el Dr. Shelby los da de alta de su tratamiento y los “gradúa” de su “Instituto de Control de Ira”.

El 17 de febrero, en Elimination Chamber, participarían de la lucha dentro de la cámara para determinar al Retador N°1 al World Heavyweight Championship de Alberto Del Río en WrestleMania 29, lucha que ganó Jack Swagger. En “La Vitrina de los Inmortales” celebrado el 7 de abril en New York, defendieron exitosamente su WWE Tag Team Championship ante Dolph Ziggler y Big E Langston.

Post WrestleMania, el “weak link” y el adiós

En el RAW posterior a WrestleMania 29 se reactivó el feudo con The Shield una vez que salieron en defensa del Undertaker cuando fue atacado por el trío. En el SmackDown de la misma semana hubo un combate entre los involucrados. Seth Rollins y Roman Reigns derrotarían al Team HELL NO, ganándoles el WWE Tag Team Champions en Extreme Rules.

Luego de perder los títulos, el Team HELL NO comenzaría a hacer la transición que los llevaría al final del equipo. Tras recibir el pin en la lucha ante Rollins y Reigns, Daniel Bryan comenzaba a obsesionarse con la idea de que Kane lo miraba como “la parte débil del equipo”.

Team HELL NO unió fuerzas con Randy Orton para hacerle frente a The Shield en varias luchas, una de ellas fue la que le quitó el invicto a The Shield en el SmackDown del 11 de junio con una gran performance de Bryan. Orton fue el compañero de Bryan para reconquistar el WWE Tag Team Championship el 16 de junio en Payback (equipo bautizado como RK-NO!) y Kane iría contra el otro miembro de The Shield, el United States Champion Dean Ambrose.

Daniel Bryan siguió demostrando que no era débil en luchas contra Randy Orton, ganando una incluso por rendición. El 17 de junio, en RAW, Kane y Daniel Bryan daban fin, en buenos términos, al Team HELL NO.

El fin del Team HELL NO fue el comienzo del ascenso de la carrera de un Daniel Bryan que se mostró como un underdog. Después vino esa famosa lucha en SummerSlam frente a John Cena, con el WWE Championship y The Authority de por medio hasta su consagración definitiva en WrestleMania XXX. Después, las lesiones que lo mantuvieron alejado durante tres años del ring, volviendo este 2018.

Desde su separación hasta esta semana han pasado cinco años. Kane y Bryan se volvieron a encontrar como equipo, con el abrazo algo reacio y la oportunidad de volver a ser campeones.

Es discutible la necesidad de poner a Daniel Bryan en un feudo en parejas, más allá que sea con Kane, aún sabiendo que tiene en stand-by una rivalidad con The Miz y que está para ser WWE Champion en el mediano plazo o si es una vuelta de mano de Bryan hacia Kane para fortalecer el nombre de Glenn Jacobs en la política.

Lo cierto es que Kane, dejando de lado el desquiciado y despiadado Demonio Favorito del Diablo, pasando a tener un rol más cómico, quizás parodiándose a sí mismo, ayudó a poner en el mapa, de una forma hilarante, a un Daniel Bryan que se transformó en uno de los más adorados por el WWE Universe.

En relación de lo último, lea esta columna que escribimos acerca del cariño a Daniel Bryan.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s