Por David Bustamante

Alguna vez dijo Marcelo Bielsa sobre el fútbol: “Denle ese mensaje a la gente, a los ignorantes díganle: el que pierde es un inútil, porque así está planteado.”, Bielsa siempre de tensa relación con los periodistas se rebelaba contra la máxima exitista del deporte con más seguidores. Una de las cosas que más amo del wrestling es que pese a ser una actividad deportiva carece de competencia, una lucha es, o debería ser, pura cooperación.

Esto que para muchos puede ser solo un elemento más para mi lo hace algo único, ninguna otra actividad deportiva necesita de un nivel de generosidad y desinterés tan grande como la lucha libre. Para mi entender esto, saber cuando hay que entregarlo todo para que el aplauso se lo lleve un compañero, marca una diferencia tremenda; esto algunos crean, para su disgusto, que es parte de la interna, pero cualquier seguidor del wrestling sabe y se da cuenta cuando una victoria es forzada, poco creíble o simplemente innecesaria.

Incluso me atrevo a ir más lejos, para mi luchadores como Hulk Hogan, pese a su tremendo e innegable aporte, siempre tendrán ese asterisco negativo en su carrera, cuando tenían que entregar la posta, cuando les tocaba pasar a un segundo plano y hacer brillar a otro, no tuvieron la altura para hacerlo, Chris Jericho o Undertaker siempre estarán sobre el por eso. Pero no solo por altruismo, una buena derrota te puede catapultar a otro nivel, no es necesario solo ganar para alcanzar un nuevo nivel, Dean Ambrose perdió ante HHH en RoadBlock el 2016, logran hacer ver muy bien a The Game, sin duda uno de los detonantes de su posterior reinado.

Cuando esto no sucede, cuando los luchadores no trabajan juntos, cuando el que debe ser derrotado no da todo de si para que su compañero se llevé los aplausos; se nota y mucho. Es fundamental para un buen combate que ambos pongan lo mejor de si, aunque eso signifique perder un campeonato o un invicto. La lucha libre no es una competencia, es un guión, una historia, para un buen desarrollo de esta se necesita una gran capacidad atlética, pero ni el más completo luchador sobre el ring podrá ser una leyenda si no entiende cuando le corresponde perder.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s