El RAW del 23 de octubre abrió con una noticia tan impactante como triste. Roman Reigns reveló su batalla contra una leucemia que revivió tras 11 años y que, debido a eso, dejará WWE por un tiempo.

Vestido de civil, Roman Reigns (de nombre real Joe Anoa’i) es el encargado de dar los fuegos a un RAW para una promo que tendría que ver con su próxima lucha. No estamos hablando del combate en el WWE Crown Jewel por el Universal Championship ante Brock Lesnar y Braun Strowman, sino de una mucho más difícil. La leucemia.

Por mucho tiempo, me ha parado como Roman Reigns y he hablado un montón de cosas. Decía que iba a estar aquí semana a semana, que iba a ser un campeón que daba pelea, y que iba a ser constante (sic), pero son todas unas mentiras. Mentiras porque la realidad es que mi nombre verdadero es Joe y he vivido con leucemia por 11 años“, lanzó un emocionado Reigns ante un público que poco a poco fue procesando las palabras que oían.

“La leucemia ha vuelto. Por lo mismo, no podré cumplir mi rol, no podré seguir luchando y tendré que renunciar al Universal Championship. Es cierto, tomaré todas las oraciones que lleguen. No lo estoy haciendo por conseguir simpatía ni por hacerlos sentir mal”, declaró el oriundo de Pensacola.

“Cuando tenía 22 años y me diagnosticaron la leucemia, ésta rápidamente entró en remisión, pero fue el peor momento de mi vida. No tenía trabajo, ni dinero, ni casa. Tenía un bebé en camino y mi carrera en el fútbol americano se había acabado. Pero ustedes me dieron una oportunidad y cuando llegué al Main Roster de WWE sentí que mi sueño se hizo realidad. No importaba si me ovacionaran o me abuchearan, siempre reaccionaron a mí y eso es lo más importante, por eso les doy las gracias”, fueron las siguientes palabras de Reigns ante unos fanáticos que ya esbozaban lágrimas y otros alzaban sus “Thank You, Roman”.

“A veces la vida te da sorpresas, y ahora lo mejor para mí será irme a casa para enfocarme en mi familia y en mi salud“. Roman, eso sí, aclara: “Esto no es un discurso de retiro, porque cuando le parta el trasero a la leucemia otra vez volveré. No será por un asunto de títulos, sino para mostrarle a ustedes y a todo el mundo, a mi familia, mis amigos, mis hijos y a mi esposa que cuando la vida me golpea, soy de esos hombres que la pelea de vuelta. Así que voy a derrotar esto y voy a estar de regreso muy, muy pronto“.

El ahora ex-Universal Champion se despide de la gente con un “Una vez más, gracias. Dios les bendiga, los quiero… BELIEVE THAT.

Luego de sus palabras, Roman Reigns deja el cinturón que lo representaba como el Universal Champion extendido en el centro del ring, ante los “Thank You Roman” que eran cada vez más sonoros, para cerrar el emotivo cuadro con sus dos compañeros de siempre que lo esperaban a la salida del escenario. Dean Ambrose y Seth Rollins, en lágrimas.

Los tres juntan los puños, The Shield se despide y Roman Reigns se dirige a la lucha más difícil de su vida, y en la que más apoyo tendrá: la lucha contra la leucemia.

WWE Photo

Como medio (y yo, Jorge, como fan de Roman) sentimos esta noticia. Esperamos que la recuperación sea tan pronta para tenerlo de vuelta. Para abuchearlo, para ovacionarlo, pero de vuelta, sano y salvo de la maldita leucemia.

#ThankYouRoman.

 

 

 

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s