Reporte: Xtreme Club – Extorsión 2018

Comentamos el penúltimo show del año en Espacio San Diego, donde la longeva agrupación debía afrontar una nueva cartelera con un par de malas noticias dentro de sus integrantes. Revisemos lo que pasó.

Con el recordatorio a ayudar a Azagoth en el difícil momento de salud que lo aqueja, el show lo abrieron Boris Müller y Gerhard, quienes hacían equipo para enfrentar a Las Bendiciones. La entretenida lucha sirvió para armar la rivalidad entre “los Müller”, quienes se recriminaban a cada momento la participación del otro, con Gerhard intentando ganar a toda costa por medio de trampas, mientras Boris – abrazando el turn face – queriendo hacerlo en buena ley. Las Bendiciones no solo aprovecharon esto para asegurar si victoria, sino también para mostrar el buen nivel que han conseguido en el año que llevan activos. Como decíamos, la victoria fue para los conejos, y Gerhard con Boris se van a las manos para salir del ring atacándose.

La siguiente lucha tendría a El Monasterio, con Atalaya, Davidian y Rencor, enfrentando a La Nueva X de Da Silva, Owen y Axel. Rápida lucha en la que el momento más importante fue cuando Da Silva es impulsado por un topetazo de Davidian hasta bajar la escalera del Espacio San Diego, momento en que el público quedó preocupado por la salud del otrora bailarín guardaespaldas, pero aparentemente no pasó a mayores dicha caída. La victoria se la llevaría La Nueva X cuando Gastón Ateo intentó intervenir para asegurar la victoria de su equipo, pero atacó accidentalmente al Atalaya, costándoles la victoria cuando Axel lo plancha. Posteriormente Atalaya le exigió una demostración de lealtad, y acepta ser golpeado con una silla por su líder, cosa que el veterano luchador no hace, para que el público celebre la muestra de compasión de Atalaya. No sería la última vez que veamos a La Nueva X en la noche.

Uno de los momentos importantes del evento, era el combate de retiro de Alison Evans, que de forma bastante especial se vivió contra un debutante en la X, Engranaje Jack. Ambos se habían enfrentado el año pasado, con victoria de Engranaje, y parte de la narrativa de la lucha fue que Alison quería despedirse ganándole por primera vez a su hermano. La lucha contó con un tiempo generoso para desarrollar su historia, con una Alison siendo superada físicamente por Engranaje, quien por un lado no quería ser el responsable de retirar a su hermana (teniendo un “spot Shawn Michaels – Ric Flair” de paso). Engranaje controló los momentos en los que Alison necesitaba ser apoyada, pasando de lo emotivo a ser el villano nominal, y el público respondió. Al final Engranaje quiso acabarla con la Rompeilusiones, pero fue Alison la que aplicó su maniobra, y con un Samoan Driver terminó venciendo a Engranaje en su última lucha. Tras la victoria, el camarín de Xtreme Club salió a celebrar su carrera, y ella deseó que el público siga apoyando la lucha libre femenina, a la cual esperó haber contribuido en los años de profesional que estuvo activa. Atalaya, en nombre del Consejo de Ancianos, le ofrece ser la nueva Comisionada de la X, lo cual acepta, poniendo en juego el título All Star en la lucha que debía elegir al nuevo retador. Y no sería la última vez que veamos a Alison en el show.

Luego del receso, el Campeonato en Equipos de Xtreme Club era disputado por los campeones, La Combo en la Guata, que se enfrentaban a La Naranja Mecánica. Buena lucha entre ambos equipos, y en el final la dupla de Límite y Sara Phoenix tenían ganada la contienda, pero la música de la Nueva X suena, y los 3 miembros aparecen con la hija de Sara y Límite en brazos, por lo que Sara salió corriendo a recuperarla. Límite se quedó solo en el ring, y recibió el castigo de Vitoko y Nocturno, quienes terminaron venciéndolo. Quizás este ángulo pudo ser mejor ejecutado, en cuanto a que los regulares sabemos que la niña es hija de los luchadores, pero la gente que no sabe mucho de la lucha chilena puede no haber sabido eso y quedó confundida.

La lucha por el Campeonato All Star se llevó a cabo con un variopinto grupo de luchadores. Kristy, Come Niños, Black Cambodian Warrior, Perfecto Bundy y Oliver se enfrentaban en una Fatal 5 Way por el cinturón, que ofreció buenos momentos para todos, donde la historia central era el coqueteo entre la Insaciable y el novel Oliver, quien recibió un largo ósculo de la mujer más popular de la escena nacional. El amor entre ambos se desarrolló a tal punto que BCW había apuntado a Kristy para atacarla desde el esquinero, pero Oliver toma su lugar, siendo vencido y Black Cambodian Warrior coronándose nuevo campeón, a la espera de saber cómo nombrará su nueva correa.

Finalmente el Evento Estelar tenía a Zatara enfrentando a Harold Rock por el Campeonato Absoluto de Xtreme Club. La Cabrona llegó al ring con el cinturón que robó en el evento pasado, con una imagen de su rostro enmascarado en el centro de la presea, mientras que al sonar la música de Harold fue Twiggy quien salió a exigir el Campeonato para salir a enfrentar a la enmascarada, quien recibió no muy buenas palabras de parte del respetable, sobre su relación con Harold. Una buena lucha entre ambos, con ambos luchando como rudos, pero siendo apoyados por una parte del público. Al final Zatara le aplica la package pildriver a Harold, pero Twiggy aprovecha que el árbitro estaba en la lona, y le aplica la piledriver a Zatara. Harold le pide a Twiggy sacar cholguanes, que son instalados en la entrada del ring. Zatara recibe a Harold con el Fuego Verde y paquetito, pero la cuenta llega a 2, lo mismo ocurre tras un Shining Wizard. Zatara termina a Harold con el Cabronazo, pero suena la música de Alison Evans, quien en su rol de Comisionada, hace ingresar a Francesco Di Bassi al combate, quien lanza a los cholguanes a Harold, y con un pumphandle slam lo remata para vencer al campeón, y hacerse con el cinturón máximo de Xtreme.

Es una forma extraña de terminar con el reinado de Harold, pero debemos decir un par de cosas: Harold fue un gran campeón, que ofreció muy buenos combates, asumiendo el rol de favorito y de villano de buena forma. Fue un buen momento para terminar su reinado, pero la forma es cuestionable: por un lado, Di Bassi, a diferencia de Harold, será un campeón odiado, y la mayoría del roster de Xtreme es favorito del público, así que tiene muchos rivales posibles. Por otro lado, las figuras de autoridad villanas siempre causan resquemor, sobre todo por la influencia de WWE, que es de baja calidad. Ojalá puedan construir una buena historia con Alison al mando de Xtreme.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s