Xtreme Club: Una Apuesta acertada

Por David Bustamante

Este año Xtreme Club dio un salto grande y acertaron, la apuesta era atrevida, muchas promociones jugaron sus cartas durante el verano, algunos fallaron y lo pagaron, pero Xtreme definitivamente avanzó en relación a los años anteriores.

Salir del tradicional club Hell’s Angel era arriesgado, Xtreme gozaba de un ambiente muy cercano, donde sus fanáticos buscaban ver buena lucha libre en un ambiente más relajado, con menos parafernalia, pero bastante agradable. En ese aspecto las principales ventajas del nuevo lugar eran el espacio, la mejor ubicación con cercanía al metro, y posibilidades de hacer shows más grandes. El principal riesgo era perder ese ambiente, de amor puro por la lucha, que tanto caracterizaba a la promoción.

Cumplido el año del cambio se puede asegurar que Xtreme cumplió con el desafío, definitivamente no perdieron su esencia, el ambiente sigue siendo tan cercano, hay un gran acierto en los meet and greet liberados, pero además corrigieron varios problemas del 2017. Mejoraron la cantidad de público asistente, ya no hay shows suspendidos por problemas en el lugar, un punto que siempre fue conflictivo la temporada anterior, también mejoraron su roster.

Si nos centramos en lo luchístico todavía hay cosas a mejorar, siento que el principal error de Xtreme es que abusa de las intervenciones en sus eventos principales, un recurso que puede ser interesante, pero a veces es bueno tener luchas donde los protagonistas solo sean dos. Lo mismo con el uso de sillas, en algunos eventos se hizo un tanto reiterativo; en general Xtreme tuvo historias interesantes, las criticas no apuntan a eso, donde siento que faltó fue en la ejecución de algunas de esas historias.

A la hora de hacer esos análisis intento ser equilibrado en las criticas y en las alabanzas, siendo justos con Xtreme tuvo algunos elementos bastante positivos. Su división en equipos fue la más relevante del circuito nacional, muchas promociones descuidan este elemento, pero en San Diego 1455 vimos equipos fuertes, bien complementados, que protagonizaron luchas que despertaron gran interés: Rick & Dick, La Combo en la Guata, La Nueva X, La Naranja Mecánica, Las Bendiciones; son solo algunos de los equipos que incluso protagonizaron un torneo para declarar a los primeros campeones en pareja. Otro elemento positivo fue la utilización de Zatara, su ingreso fue una sorpresa, barriendo con la división femenina, e incluso protagonizando luchas por el oro masculino. La construcción de Di Bassi a lo largo del año, que lo tuvo como el Campeón que cerró la temporada, fue sin duda uno de los puntos más altos.

Como conclusión podemos decir que Xtreme tiene muchos elementos para seguir dando saltos en la escena nacional, este año pasó de ser una promoción de nicho, a ser un actor válido y trascendente en la escena nacional. Vital para el comienzo de esto fue la rivalidad entre Harold y Límite; el gran desafío es continuar con el ascenso ahora con la renovación de la escena titular.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s