WWE RAW – 11 de marzo de 2019

Batista y Triple H confirmaron su enfrentamiento en WrestleMania 35, el último de la carrera de The Animal. Además, Kurt Angle también anunció una especial presencia en el evento de New Jersey, que ya tiene Special Host. Episodio transmitido desde el PPG Paints Arena en Pittsburgh, PA.

El show arranca con la presencia de The Shield, quienes en Fastlane derrotaron a Baron Corbin, Bobby Lashley y Drew McIntyre y con éllo, cierran su ciclo juntos.

Luego de la clásica entrada bajando desde la galería, Roman Reigns toma la palabra y recuerda que en sus últimos meses fuera de acción reflexionó de que la vida puede ser corta y que si la noche de ayer realmente fue la última con sus compañeros, no se arrepiente de nada. The Big Dog agrega que está agradecido de Rollins y Ambrose por no defraudarlo cuando les pidió una última vez juntos. Reigns plantea que no ha tenido un mano a mano en más de cinco meses en RAW, que Ambrose tiene asuntos por resolver, que no sabe lo que es, pero le desea suerte, así como también a Rollins, asegurando que va a derrotar a Brock Lesnar en WrestleMania, se convertirá en Universal Champion y después la gente gritará “BURN IT DOWN!”. El trío cierra su discurso juntando los puños.

Reigns y Ambrose se retiran y Rollins pasa a su próximo desafío. Después de mirar el logo de WrestleMania, el actual retador al Universal Championship manifiesta que la noche anterior, The Shield en Fastlane “Burned it Down!”. Sin embargo, es interrumpido por Paul Heyman, a hablar del “Reigning, Defending, Undisputed Universal Heavyweight Champion”. A Rollins le atrae la forma que Heyman pronuncia el nombre de Brock Lesnar y lo imita. Rollins también destaca que se está hablando del Lesnar que dominó a luchadores imponentes como Big Show, Samoa Joe, Braun Strowman y Goldberg, o del Lesnar que estuvo a punto de ser derrotado por luchadores como AJ Styles, Daniel Bryan o Finn Bálor, destacando que todos tienen un factor común, el mismo de Rollins: tamaño, agilidad y estilo, argumentando que ellos son buenos en lo que hacen, pero no tanto como él. Rollins le advierte a Heyman que en tres semanas más derrotará a Brock Lesnar, traerá de vuelta el Universal Championship y lo defenderá semana a semana.

Rollins thinks Lesnar has a problem with guys who are Rollins’ size and style, and he believes he’s the one who’s uniquely suited to beat Lesnar.

Heyman le pide a Rollins que no manipule la verdad, y se excusa de que todos esos rivales fueron en realidad reemplazos de planes originales (Styles por Jinder Mahal, Bryan por Styles y Bálor por Braun Strowman), por lo que Lesnar no tuvo tiempo suficiente de prepararse. El cerebro tras ECW complementa su discurso presentando un video de Brock Lesnar. “Desde que usted ganó Royal Rumble, Brock Lesnar ha tenido fantasías sadistas en su mente que no se arrepiente de lo que le va a hacer a usted, porque se ha preparado. ¿Usted piensa que conoce a Brock Lesnar?, usted no lo conoce”, cierra Heyman antes de que aparezca Shelton Benjamin, antiguo compañero de Lesnar en OVW, para atacar a Rollins a punta de German Suplex.

Seth Rollins vs. Shelton Benjamin. Con Paul Heyman en la mesa de transmisión (se mostró hablando por teléfono también), el otrora Gold Standard realiza su estreno en la marca roja, siendo una especie de “concejal” de Suplex City en un correcto combate. Sin embargo, Rollins propina el Curb Stomp y se lleva la victoria.

Se anuncia la primera lucha mano a mano en cinco meses de Roman Reigns, donde su rival será Baron Corbin. También se recuerda que esta noche estará Batista para un cara a cara con Triple H.

Sin transición alguna, como suele estar haciendo WWE en estas últimas semanas, en plena celebración de Rollins aparece Finn Bálor para defender el Intercontinental Championship ante Bobby Lashley, tal como se anunció anoche durante la transmisión de Fastlane. Bálor y Rollins se saludan a la pasada y Lashley aparece con el rostro a primer plano en el titantrón.

Por otro lado, WWE celebra 1 billón de seguidores en todas sus redes sociales. (1 billón en USA = 1000 millones).

Intercontinental Championship Match: Finn Bálor (C) vs. Bobby Lashley. Dominio durante casi todo el combate de The All Mighty One. Cuando Bálor preparaba el Coup de Grâce, Lio Rush (que no estaba junto a Lashley desde el inicio) toca la campana y toma el cinturón, causando la distracción del irlandés, la que a la postre le cuesta el título, merced a una Spear de Lashley. Rush enmienda el error de Elimination Chamber y le devuelve a Lashley el Intercontinental Championship.

Se anuncia para esta noche un nuevo episodio de “A Moment Of Bliss”, en el que se revelará el nombre del Special Host de WrestleMania 35.

Backstage: Charly Caruso está con Baron Corbin y le recuerda sus dichos una semana después de que Roman Reigns se marchara a batallar contra la leucemia, en el que le deseaba suerte, pero que si volvía, que no sea a RAW. Corbin explica que era lo que pensaba en ese momento y que, ahora que está de vuelta, “sacará a pasear al perrito”.

Por otro lado, la RAW Women’s Champion Ronda Rousey va rumbo al ring para dirigirse de sus actos en Fastlane, donde atacó a Becky Lynch en su lucha frente a Charlotte Flair, para darle el triunfo por DQ y asegurar a la irlandesa como rival en WrestleMania 35.

En plan completamente de heel, Ronda arremete nuevamente contra el público, argumentando que no les importa lo que ellos digan o piensen, que no se iba a quedar tranquila luego de que la golpearan con un Kendo Stick y que Becky Lynch y Charlotte Flair son tan cobardes como ellos cuando la abuchean, porque se pueden escudar tras la barrera.

Raw Women’s Champion Ronda Rousey doesn’t care about what the “bandwagon fans” think.

Ronda, hablando como ajena a WWE, anticipa que Becky y Charlotte son la representación del santuario que el público venera y que las destrozará en ese nombre, las humillará y las avergonzará en el escenario más grande de todos, que por eso hizo que Becky venciera para ser agregada a la lucha por el RAW Women’s Championship, para atravesarlas a ambas y salir de WrestleMania aún como campeona. La ex-UFC advierte que WWE tiene “su autorización” para hacer de esta lucha un Handicap Match, para que “ambos chistes” puedan alinearse contra ella y que se sentiría avergonzada si al menos la hacen sudar y para terminar, manifiesta que todo aquel que crea lo que sucede en WWE también es un chiste.

Entre tanto, Dana Brooke sale en defensa del producto, diciendo que ella no va a dejar que les falte el respeto, que ella ama y se esmera por WWE a pesar de no ser una de las mejores y de no ser considerada. Dana, timorata y poco ambiciosa en su discurso, pide una oportunidad, pero es avasallada por Ronda, quien no realiza el Armbar para no darle el gusto a los fans.

La transmisión recuerda el segmento del Cumpleaños de Ric Flair y el ataque de Batista al Nature Boy y la posterior declaración de Triple H que pidió a The Animal para un cara a cara, el que se dará más adelante esta noche.

Ver también: WWE RAW – 25 de febrero de 2019.

Aleister Black & Ricochet vs. Bobby Roode & Chad Gable. Los NXT se anotan una nueva victoria como equipo luego de que el holandés conectara su Black Mass sobre Roode. Tras cartón, aparecen los RAW Tag Team Champions, The Revival, para atacar a Black y Ricochet.

Se anuncia la presencia de Kurt Angle, quien se dirigirá al público (ahora sí que sí), con miras a su futuro.

Alexa Bliss se presenta para su segmento “A Moment Of Bliss”. La pequeña rubia destaca los 1000 millones de seguidores de WWE en redes sociales, la despedida de The Shield y el cambio de manos del Intercontinental Championship, antes de referirse a la presentación del Special Host en WrestleMania. Alexa lo plantea como un honor que muy pocos nombres han conseguido, como Kim Kardashian, The Rock, Hulk Hogan o The New Day, pero anticipa que el anfitrión del 2019 será más electrizante y positiva. Alexa procede a presentar un video con el nombre, el que tiene tintes Hollywoodenses, y resulta ser… ella misma. Alexa Bliss será la Special Host de WrestleMania 35.

“Será un honor… para el WWE Universe. De nada”, manifiesta Alexa, quien cierra diciendo que “WrestleMania finalmente tendrá como Special Host a la estrella más grande en el escenario más grande de todos”.

Backstage: Luego de repasar imágenes de la semana pasada con los corresponsales en WrestleMania 35 de Saturday Night Live, Charly Caruso está con Braun Strowman, quien tomó por el cuello y levantó a uno de ellos en uno de los segmentos. Charly le pregunta si fue correcto lo que hizo, aún sabiendo que los muchachos se volverán a topar con él en New Jersey y Strowman responde que le es inherente si fue correcto o no: “lo disfruté”, expresa el gigante. Se acerca un miembro del staff y le informa a Strowman que “está listo su auto”, pero Strowman pregunta: “¿Qué auto?”.

En seguida se ve a Strowman con el agente en el estacionamiento y un deportivo con una cinta de regalo, donde el muchacho le explica a The Monster Among Men que es de parte de los de SNL. Strowman, sin embargo, destruye el vehículo y anuncia que visitará el próximo Saturday Night Live.

Ver también: WWE RAW – 4 de marzo de 2019.

“Ladies and Gentlemen… Elias”. El trovador se presenta como local en Pittsburgh y es vitoreado. Elias critica a Strowman y manifiesta que él sí aprecia sus regalos, antes de pasar a guitarrear y el “Who wants to walk with Elias?”. No obstante, Elias es interrumpido por No Way José y su Conga Line, a quien termina despachando.

El video que repasa la nueva inducción para el WWE Hall Of Fame, Class of 2019: Booker T & Stevie Ray, Harlem Heat.

El paseo sin sentido de rigor de Lacey Evans antes de la presentación de Nia Jax y Tamina, donde la primera y Natalya se verán las caras. En Fastlane, las samoanas atacaron a Beth Phoenix luego de que esta última las encara por el abuso sobre Sasha Banks y Bayley, las WWE Women’s Tag Team Champions, luego de caer derrotadas ante ellas. Natalya, quien salió en socorro de Beth, también fue arrollada por Nia y Tamina.

Nattie sale a escena y confiesa que, luego del ataque, se ha replanteado que nadie la respalda, ni siquiera Ronda Rousey. La canadiense presenta y se hace acompañar por Beth Phoenix como “su respaldo y su nueva mejor amiga”.

WWE Photo

Nia Jax (c/Tamina) vs. Natalya (c/Beth Phoenix). La lucha termina en DQ a favor de Nia, después de que Beth ingresara a atacar a Nia. Cuando las samoanas llegan a la Gorilla Position, protagonizan otro brawl, esta vez con las WWE Women’s Tag Team Champions, Sasha Banks y Bayley, teniendo que ser separadas.

Se muestra la imagen de Batista llegando al PPG Paints Arena.

Triple H entra al ring, sin su traje de corporativo. Manos vendadas, jeans y chaqueta de cuero, se remite a esperar a Batista, quien aparece escoltado por personal de seguridad. Batista justifica la escolta porque no se considera un estúpido y porque lo aprendió de Ric Flair y del propio Triple H, los dos jugadores más sucios. Batista advierte a Triple H que el diálogo lo harán bajo sus términos y le pide “que le dé lo que quiere”The Game le enrostra a The Animal las veces que ha renunciado y que no merece que le regale nada, ni siquiera por su condición de estrella de Hollywood y si no se acerca al ring, atravesará el personal para irse encima de él. Batista insiste que no quiere una confrontación física y admite que se marchó de WWE porque sentía en Triple H a un individuo que lo subestimaba y que le que quitaba las oportunidades, tal como lo está haciendo ahora, negándole “lo que por años viene pidiendo” o seguirá haciéndole daño a la gente que quiere.

Triple H asks Batista how many times he’s quit and walked away from this company, and he vows to tear his way through the security and beat up Batista on the stage.

Triple H sigue emplazando a Batista a que se acerca y el ex-World Heavyweight Champion no deja que el diálogo se escape de su control, provocando a Triple H y le sigue pidiendo que “le dé lo que quiere: una lucha en WrestleMania”. Triple H recrimina que esos eran los motivos por los que atacó a un anciano de 70 años y termina aceptando el reto.

“Gracias. Es todo lo que siempre quise. Esa última lucha para terminar mi carrera bajo mis términos. Esa última lucha para acabar con tu carrera bajo mis términos. Te veo en Mania“, lanza Batista. Triple H no se calla y le responde: “Tienes razón, me verás en Mania, pero es mejor que busques en lo más profundo de tí Hollywood y que te encuentres lo que te quede como The Animal. Y espero que en Mania traigas todo lo que tengas, porque la lucha será un No Holds Barred”.

Kurt Angle sale a escena, recibiendo el pop como oriundo de Pittsburgh. Kurt recuerda que hace 23 años dejó la ciudad para convertirse en medallista olímpico, donde ganó su competencia con el cuello roto. Luego repasa su paso por el wrestling, recorriendo el mundo por 20 años, pero que siempre consideró a Pittsburgh como su casa, por lo que decidió hacer este anuncio junto a sus coterráneos. “En WrestleMania competiré en mi lucha de despedida”, comunica Angle, antes de agradecer a WWE, a todas las superestrellas y, por sobretodo, a los fanáticos, a quienes considera como el motivo por el cual hizo entretenido su trabajo. “Thank you, Kurt!” clama el público y el otrora Olympic Hero pide una última lucha como local.

Kurt Angle vs. Apollo Crews. El moreno responde al reto de Kurt, quien trabajó para que el veterano recibiera una última ovación post-lucha con un triunfo merced a un Olympic Slam. Tras la lucha, Kurt ayuda a Apollo a reincorporarse y ambos se abrazan antes de quedar en el ring en solitario ante sus coterráneos.

Roman Reigns vs. Baron Corbin. Una vez que el ex-The Shield se presenta en el ring, es atacado por Drew McIntyre, con dos Claymore Kicks inclusive.

Roman es examinado y aparece Seth Rollins para saber de su estado. Roman termina saliendo a duras penas por sus medios, asistido por Seth.

Minutos después, se les suma un furioso Dean Ambrose para acompañar a Roman a revisión médica. Dean se queda afuera y se devuelve, se encuentra con Triple H y le pide un Falls Count Anywhere frente a Drew McIntyreThe Game acepta y Dean va rumbo al ring.

Falls Count Anywhere Match: Dean Ambrose vs. Drew McIntyre. El escocés le advierte si la lucha la va a enfrentar o se va a escudar con sus compañeros. Ambrose sale a buscarlo y se reparten rumbo a la galería. La zona de merchandising también fue parte de la batalla entre ambos, hasta que llegan al ring y McIntyre ataca con un escalón metálico en dos oportunidades. Luego vuelven a la zona del público y la acción es pareja con Low Blow de Ambrose y silletazos de McIntyre, quien también es atacado con un baúl con ruedas. Posteriormente van a la mesa de transmisión, donde McIntyre saca ventaja, incluso enterrando un lápiz en el rostro de Ambrose, estrellándolo después sobre la escenografía principal y coronando la lucha con un Claymore Kick sobre un Ambrose que tenía la cabeza puesta entremedio de una baranda de una escalera de acceso.

Con la imagen de Ambrose reincorporándose a duras penas antes de ser rematado con otra Claymore Kick, finaliza RAW.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s