Por David Bustamante

Hace casi una semana, Legión anunció la postergación de Batalla de Legionarios, de momento sin nueva fecha, debido a una lesión de Ryback. Esto de inmediato fue tomado por algunos fanáticos como un triunfo de Clandestino y de la lucha libre chilena en general. Independiente de que, como ya dijimos en este mismo segmento, ambas agrupaciones no buscaron la competencia; lo sucedido nos da un marco para plantear la siguiente pregunta ¿Es una fórmula exitosa basar tu show en figuras extranjeras?

La respuesta es simple, hasta ahora no. Ejemplos hay de sobra, en Chile lo vimos con Wrestling Superstar, en Perú pasó con Imperio, hasta en Ecuador hay casos similares. Crear un show o promoción en base a superestrellas mundiales genera un impacto mediático los primeros eventos, pero es muy difícil de sostener en el tiempo. Los Factores son varios, entre ellos el costo de traer figuras es difícil de sostener, dependiendo siempre de una cantidad de público elevada, pero ese público no va por tu show, va para conocer a la estrella de turno.

Ese es el principal motivador de este tipo de eventos, la novedad, si vamos a la primera cartelera de Wrestling Superstar, en el evento Full Destruction, hoy no llenaría ni el Teatro Novedades; pero en ese momento, luego de años sin tener estrellas mundiales en Chile, los nombres cargados al recuerdo fueron motivación suficiente para llenar el Teatro Caupolicán. La formula siguió funcionando con nombres potentes hasta que WWE anunció su regreso, dejaron de ser la novedad, Seth Rollins, Roman Reigns y compañía eran mucho más atractivos que Alberto Del Río, el resto todos lo sabemos.

Esto es algo de lo que ni WWE se escapa, el 2018 vinieron por tercer año consecutivo y a diferencia de otros años solo tuvimos una fecha, la que estuvo alejada de la efervescencia que impactó a varios luchadores los eventos anteriores. Al parecer la intención de WWE es venir nuevamente el 2019, esperemos que si esto suceda sepan crear una cartelera novedosa que llame la atención de los fanáticos. Volviendo a Chile, incluso en su momento Legión estuvo en la vereda contraria, la visita de Jay Lethal sin lugar a dudas mermó interés en el regreso de Marty Scurll. El ingles ya había venido, era menos novedoso que el campeón de ROH. Siendo justos con Legión, ellos están lejos de basar sus eventos en luchadores foráneos, hasta ahora las visitas fueron exitosas y un complemento del show. Creo que esta es la mejor manera, en lo personal no me gustaría que dejaran de venir figuras mundiales a Chile, esta columna no apunta a eso, pero hay que entender que es distinto traer una figura que complemente tu show, a que sea el único atractivo de este.

Para cerrar, respecto a Batalla de Legionarios, creo que fue una propuesta un tanto ambiciosa para una fecha donde la gente no dispone de mucho dinero extra. Espero el evento se realice de todas formas, creo que hacer mofa de malos resultados ajenos es un símbolo inequívoco de mediocridad, pero con la lección aprendida de que hoy es más potente una cartelera nacional que un show basado en extranjeros.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s