Buscando Consagración

Por David Bustamante

Una cosa que marca la escena nacional, es el hecho de que las promociones o empresas que conforman nuestra lucha libre tienen pocos años de existencia. Esto constituye un problema, hoy en día hay muchos luchadores cuya carrera tiene más tradición que su agrupación, lo que claramente impide o aminora las posibilidades de tener un espacio duradero, que vaya más allá de los momentos puntuales de popularidad de la lucha libre nacional.

Actualmente las dos principales promociones de Chile son Clandestino y CNL, la primera todavía no cumple 2 años y la segunda recién tiene 4; esto habla mal de las promociones anteriores, las que tienen más tiempo, ya que pese a tener buenos momentos no pudieron consagrarse. A esto apunto con esta columna, a la consagración, pese a sus buenos momentos es una incógnita si el paso de los años hará que estas agrupaciones se fortalezcan o solo queden en el entusiasmo inicial. Ejemplos hay varios, Xtreme tiene 18 intermitentes años, pero siempre ha oscilado entre un público de nicho, de hecho pese a que goza un buen momento actual, están lejos de la trascendencia de principios de siglo. RLL puede decir con orgullo y merecidamente que es la gran formadora de esta generación, casi todos los grandes luchadores que surgieron entre 2005 y 2015 comenzaron en Revolución, pero siguen sin preguntarse porque estos grandes luchadores no brillaron en su ring, hoy están más cerca del olvido que otra cosa. XNL estuvo muy cerca, incluso llevando a la TV, pero tampoco lograron ser icónicos.

¿Cómo podemos definir esta consagración? para mi algo fundamental de la lucha libre actual es buscar ser masivos, aumentar el público objetivo, es algo paulatino que debería tener como objetivo final el ser un producto parte del subconsciente colectivo en Chile. Si yo nombro a WWE absolutamente todo el mundo sabe de que hablo, le guste o no la lucha libre, en Chile esto sucede con los Titanes del Ring, pero por muy famoso que sea en la escena nacional algún luchador o agrupación, ninguno llega al punto que hice mención con WWE. Creo que cuando logremos esto, estaremos más cerca del ascenso definitivo de la lucha libre chilena.

Las dos promociones del comienzo no las nombre por casualidad, ambas, en distintos aspectos, han innovado la escena nacional, pero esto quedará en nada sin un crecimiento sostenido. Es fundamental para la escena nacional tener una empresa de lucha libre que sea más grande que los luchadores, que se sostenga en el tiempo, como se dice en el fútbol, que los actores pasen pero la institución quede. Ese es el gran desafío que hoy se deben plantear no solo CNL y Clandestino, si no que toda promoción que busque ser masiva, que pasen 10 años y sigamos hablando de ellos más que hoy. No es fácil, hay que estar renovándose constantemente, hay que evolucionar, sin lugar a dudas, ninguno de los formatos actuales es suficiente para esto, pero tengo esperanzas de que finalmente sucederá.

Esto es un desafío conjunto, los que estamos afuera del ring también tenemos desafíos en este sentido. Hoy la escena es acotada, todos nos conocemos, esto genera un sentido de pertenencia que la masividad no tiene, pero hay que entender que para que esto crezca, tiene que ser de todos y de nadie. Hoy el público constante de lucha libre es cercano a 400 personas, sin duda el ir a un show y no conocer al menos de vista a todos sería un cambio fuerte, pero es necesario, lo más importante es que la lucha libre crezca.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s