Por David Bustamante

Este sábado CNL estrenó su primer episodio del nuevo formato que lleva varios meses desarrollando, faltan varias semanas como para hacer una evaluación a fondo, pero el aspecto técnico fue impecable, de primer nivel, algo que CNL como empresa siempre a ha buscado y que reviste una importancia no menor en la lucha libre.

Una de las cosas más positivas que tiene el momento de la lucha libre nacional, es que se ha desarrollado en diversos estilos. El estilo de Campeonato Nacional de Lucha, centrado en el show integro más que en lo netamente luchístico, tiene varios detractores en el público duro de la escena nacional. Es entendible, para eso están Clandestino, Xtreme, Legión etc. todos con una busqueda distinta en el producto entregado, ya sea porque prefiere la lucha libre centrada en la acción sobre el cuadrilatero, porque busca un buen ambiente para pasar el fin de semana o porque simplemente le gusta lo amateur y ve la lucha como pichanga del domingo, todas son válidas, pero en esta columna me centraré en las virtudes de CNL, si le molesta esto, no siga leyendo, está advertido.

Como dije en la bajada, lo netamente luchistico todavía no se puede evaluar, este primer capitulo tuvo un estilo más bien de presentación, cosa que es la tónica en las grabaciones de los primeros 4 episodios. La apuesta es grande, CNL como siempre busca sobresalir y llamar la atención del fan casual, el que quizás no sabe los nombres de los movimientos y disfruta más con las luces que con un Moonsault. Es por esto que el foco principal de estas grabaciones estaban en la calidad de la grabación, algo que en Chile ha mejorado de manera sostenida, pero que todavía no se hacía de manera profesional, con estándares televisivos.

En esto CNL cumple a cabalidad, la edición es en una calidad nunca antes vista en Chile, el programa tiene un ritmo constante con las pausas justas y el foco televisivo, más allá de que se transmita por internet, no se pierde. Esta es una gran diferencia, CNL en esto fue pionero, pero tanto Xtreme como Clandestino han ofrecido un streaming de calidad bastante aceptable en un comienzo, hasta llegar a un buen nivel, pero sus shows seguían centrados en la gente presente, las promos y las luchas iban dirigidas a los asistentes, lo que mirábamos desde una pantalla podíamos seguir el show, pero nunca se sentía dirigido a nosotros. Puede parecer algo básico, pero es una gran diferencia, no es facil dirigir tu forma de luchar y tus palabras a personas que no ves, pero en CNL se cumple y el espectador que lo ve desde su pantalla se siente plenamente integrado, a el va dirigido todo.

5 meses pasaron para tener de vuelta a CNL, la lucha libre no se paralizó por su ausencia, de hecho hubo grandes apuestas, victorias y derrotas; durante la primera mitad del año. Pero en lo que conlleva producción, luchas y espectáculo CNL siempre ha sido la primera en Chile, es válido que no te guste CNL, es necesario volver a repetirlo, pero sería necio negar su aporte, como entrega algo distinto a la escena nacional, algo que desde el día uno busca ser más masivo, si esto se concreta o no se verá en el futuro, pero la propuesta de CNL es totalmente necesaria para el crecimiento de la escena nacional.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s