El Arbitro: Más que un adorno

Por David Bustamante

Hace unas semanas sufrimos la lamentable partida de Silver King, tras padecer un infarto cerebral en medio de su lucha con Juventud Guerrera. El hecho si bien es fortuito y lamentable, también quedó marcado por la exasperantemente lenta reacción de aquellos encargados de reaccionar ante cualquier emergencia, principalmente el arbitro.

Entendiendo que nadie quiere que estas cosas sucedan, también que probablemente una reacción más rápida no habría evitado el lamentable hecho, es innegable que ante una perdida evidente de conciencia del luchador, tanto su compañero como el arbitro demoraron demasiado en atenderlo. Esto no puede suceder sobre todo en un referí, el es el encargado de velar por la seguridad de los luchadores sobre el ring, es parte de su labor verificar luego de cada movida como se encuentran. Esto nos hace reflexionar en la escena nacional, por suerte no hemos tenido que lamentar hechos de esta gravedad, pero en caso de tener algún problema de suma urgencia ¿Son todos los actores conscientes de la importancia de la persona que comparte ring con los protagonistas?

La respuesta es no, si bien tenemos muy buenos árbitros, no esta de más nombrar a Javier Aravena, Eduardo “Chico Pérez” Duarte, Javier Trujillo, Javier Parraguez y muchos otros que por motivos obvios no alcanzo a nombrar; no todos los promotores u organizadores de eventos de lucha son conscientes de la importancia que reviste tener un arbitro preparado en el ring. Es una practica común que algunos shows usen jóvenes de escuela o incluso miembros del staff como árbitros ante la falta de estos, los que eventualmente puede ejecutar esta labor, pero no tienen la misma preparación ante alguna emergencia. Esto incluso fue material de una columna de Javier Aravena en el sitio de 5 Luchas – Clandestino.

Dicen que no hay mayor manera de demostrar un punto que con ejemplos y en la lucha libre nacional tenemos varios. A principios de año Herco Wisky sufrió una contusión que lo dejó inconsciente sobre la lona, la reacción de Javier Trujillo es en exactos 6 segundos, finaliza el combate rápidamente y el staff de FNX no demora en atenderlo, con muchos menos recursos, pero bastante más eficiencia que en la lucha de Silver King. Lo mismo sucedió hace poco con CJC luego de la ejecución de Límite lo primero que hace Javier Aravena es mirar al luchador en la lona, percatándose al instante que algo andaba mal, es una lesión distinta, que no reviste peligro vital, pero siempre es positivo que la reacción sea instantánea.

Ser arbitro de una lucha no es un juego, hay una responsabilidad grande al momento de ponerse una camiseta a rayas y subir al ring, mientras antes lo entendamos mejor. Un show con árbitros preparados es un show que respeta a su público y sus luchadores.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s