Por David Bustamante

Durante las últimas semanas han ocurrido sucesos que nos recuerdan la importancia de conocer tu lugar en la lucha, la intervención de gente del público en luchas es algo que nunca debe suceder, el margen debe ser el mínimo, y es responsabilidad de las promociones que este se cumpla.

Nuestra escena nacional no es profesional, eso es una realidad, esto también repercute en los lugares donde se efectúan los shows, donde no hay espacio para separar al público del ring y la primera fila a veces se torna parte de la acción. Esta cercanía puede ser peligrosa, no solo en casos extremos que serían lamentables, también en intervenciones menores, y que pueden ser el primer paso para algo peor. Es responsabilidad de las promociones, las que muchas veces rehuyen lo que significa montar un show, el velar por la seguridad de sus luchadores y también del público.

Hace unas semanas un joven que acudía por primera vez a 5 Luchas – Clandestino tomó la cuerda con la intención de que Owen, que sufría con una llave de Gallo Hernández, no la alcanzara. El hecho es pequeño, seguramente esta persona no tuvo mala intención y solo se dejó llevar por la emoción del momento, Javier Aravena estuvo raudo para detener el hecho, además compartió el vídeo en redes sociales para ejemplificar. Este es el ejemplo de como se debe afrontar el tema, un vídeo explicativo como el de CNL o la locución del presentador, pero una gran medida es explicar al comienzo las responsabilidades del espectador y que cosas están prohibidas, sobre todo en estos tiempos donde mucha gente acude por primera vez a shows de lucha y no necesariamente entiende la gravedad de intervenir dentro de la acción.

El caso contrario es lo que sucedió este fin de semana con un menor familiar de Sinner, que atacó a Sito King, luego de que este lo golpeara, obviamente dentro del kayfabe de la lucha. No quiero entrar en mayores detalles, entiendo que se pidieron las disculpas del caso y en la interna fue aclarado el malentendido; lo que me parece preocupante es la pasividad del staff de la promoción ante la intervención de un tercero en la lucha, esto pudo acabar mal en varios puntos, solo el sentido común de Sito King evitó un problema mayor. Nuevamente repetimos, esto es responsabilidad de la promoción, en este caso XNL, la atención necesaria en los detalles marca siempre diferencias, por lo mismo la preparación adecuada, aunque sea de forma verbal a aquellos encargados de marcar la linea entre público y ring, es necesaria.

También hay responsabilidad de los luchadores, recuerdo un episodio donde ante un fanático algo grosero, Broek-1 decidió encararlo. Eso jamás puede pasar, por más molesto que sea lo que se diga desde el público el luchador siempre es superior al fanático en importancia, no puede ponerse al mismo nivel, eso es dar pie a que este no entienda su lugar.

La seguridad siempre es un tema complejo, son muchas e impredecibles las formas en que alguien puede actuar, pero por lo mismo es necesario anticipar algunas situaciones y preparar de buena forma, incluso educando a los fans. No es parte de lo que sucede dentro del ring, pero es trascendental dentro de la experiencia completa que significa ver lucha libre.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s