Las dudas que deja WWE en Chile

Por Jorge Fuentes Stuardo.

El 2016, WWE anunciaba su regreso a Chile luego de 5 años. Su éxito fue tal que tuvo que programarse una segunda fecha. Tres años después el panorama es distinto, sectores vacíos denotan una opuesta realidad que se debe a diversos factores.

Muchos vieron su sueño cumplido cuando el 2008 WWE pisaba por primera vez suelo chileno. Superestrellas como The Undertaker, Edge, Batista y Rey Mysterio eran vistos en vivo por las generaciones del VHS, de La Red y de Chilevisión unidas. Este entusiasmo se fue apagando hasta que el 2011 cancelaron una de sus dos fechas, y no volvieron por un buen tiempo.

El renacer de WWE en Chile, gracias a las transmisiones por streaming, la posterior emisión por FOX Sports y la creación de WWE Network, los vuelve a traer en octubre del 2016 tras 5 años. Pese a que en ese entonces, la dirección creativa de WWE ya venía siendo blanco de críticas, con Roman Reigns como gran símbolo de aquellas, la noticia, dada a conocer en julio, causó repercusión positiva en sus fanáticos. Esto trajo sus consecuencias lamentables como el episodio del Ripley del Costanera Center luego de la visita de Seth Rollins, pero no quitaba expectación al punto de que tuvo que agendarse una segunda presentación. El roster de RAW, liderado en ese entonces por Seth Rollins y Kevin Owens en el Main Card, vivió dos jornadas llenas en el Movistar Arena y los dos años siguientes confirmarían a Chile como una de las mejores plazas del mundo, no por nada el propio Triple H vino al rescate del segundo show del 2017 tras la sensible baja de AJ Styles. Sin embargo, este 2019 estuvo muy distante a esa tesis. Anoche, 5 de septiembre, el roster de SmackDown sería el encargado de animar una gira que por cuarto año consecutivo traía WWE a nuestro país.

Hay un consenso generalizado en que la actualidad de WWE (sin contar NXT) en términos creativos es discretísima, salvo puntos aislados como Becky Lynch o la ruta de Kofi Kingston hacia el WWE Championship en WrestleMania, no han logrado cautivar a la audiencia y muchos se duermen enojados los domingos de PPV. Esto trae como consecuencia la desconexión del fanático del “semana a semana” y el posterior nulo conocimiento del contenido que trae WWE a Chile, causando un desinterés más que lógico. Además, vimos una cartelera mermada en nombres fuertes como Daniel Bryan, Rey Mysterio o Drew McIntyre, que estuvieron en presentaciones como la de Colombia, lo que terminó por desencantar a varios más. Otros sindican la situación actual del WWE Championship, con la desgastada figura underdog de Kofi Kingston como otra pérdida de interés.

Todo esto trajo consigo un show pobre, con muchas localidades sin ser vendidas y sin la efervescencia que generaba las visitas hace no más de tres años. Puedo estar equivocado, pero razones hay de sobra para pensar en que nos estamos acercando a esa realidad del 2011. A favor está que las herramientas para seguir WWE están, para seguirlas no necesariamente al día, la popularidad de la que goza NXT y, por qué no decirlo, la lucha libre chilena, a ojos del gigante global y que ya tiene a Jessy entrenando con ellos, puede ser un potente nexo con WWE y Chile que está mostrando los primeros indicios de fisura.

One comment

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s