John Morrison se sube por primera vez en ocho años a un ring de WWE y tendrá su primer combate la próxima semana. Además, Braun Strowman está cada vez más cerca del Intercontinental Championship y Robert Roode volvió tras su suspensión para equiparar las cargas a favor de King Corbin sobre Roman Reigns y The Usos. Episodio transmitido desde el Ford Center en Evansville, IN.

Ver también: WWE RAW – 6 de enero de 2020.

“Miz TV” es el primer segmento presentado en el show. Se repasan imágenes de la derrota que sufrió The Miz a manos de Kofi Kingston la semana pasada, la cual ratificó el heel turn mostrado durante el mismo show y salió recibiendo insultos.

Ver tambien: WWE SmackDown – 3 de enero de 2020.

The Miz da la bienvenida a su espacio en medio de la hostilidad del público y aclara que no ha cambiado tras esa derrota, sino que sólo tuvo un día malo y reaccionó de tal forma ante la positividad del SmackDown Tag Team Champion. El A-Lister se justifica diciendo que se dejó llevar por las emociones y terminó pidiendo disculpas. Pasando al terreno personal que lo tiene en un mal momento, The Miz explica que las amenazas de Bray Wyatt a su familia y su fracaso en su intento de ir en contra de él por el Universal Championship en Royal Rumble lo han tenido con un mes de terror. Sin embargo, The Miz encuentra algo positivo en esto: el retorno de alguien que él considera como su hermano. Este individuo es el invitado de “Miz TV”: John Morrison.

WWE Photo

Tras ocho años, Morrison hace su ingreso a un ring de WWE y se sienta al lado de quien fue su compañero. The Miz muestra un pietaje de los mejores momentos de Morrison en su anterior paso por WWE, los que incluyen entre otros logros, un ECW Championship, tres Intercontinental Championships y cuatro Tag Team Championships, uno de ellos con The Miz, antes de darle la bienvenida “desde el fondo de su corazón”. Morrison adelanta que WWE le está preparando un episodio de “Chronicles” y que para su regreso en Royal Rumble tendrá merchandising a la venta y será épico.

Cuando Morrison vio lo que The Miz estaba pasando, él pensó que no hay nada mejor que tener a un amigo a su lado y, tras esto, dice estar desilusionado del público. Ante las primeras reprobaciones de los presentes, el otrora Johnny Mundo les reclama que no valoran lo duro que ha trabajado The Miz para transformarse en una de las estrellas de WWE, logrando incluso estar en la cima cuando nadie daba un peso por él, concluyendo que lo ven fácil porque nadie se ha subido a un ring a competir.

WWE Photo

The New Day interrumpe el hablar de Morrison. Kofi Kingston le pregunta a The Miz si está tratando de engañar a alguien o si culpa al WWE Universe por darle la espalda. Big E complementa que lo de The Miz no se lo compra y que es un mal actor. Kofi dice respetar más a su contraparte si éste se hubiese disculpado por su mal día en vez de llorar y ventilar cosas que nadie quiere saber. The Miz dice también respetar el hecho de que Kofi haya sido WWE Champion por 6 meses, pero también respeta los 6 segundos que se requirieron para que se lo quitaran y el hecho de sonreír e ignorar el hecho de no perseguir el cinturón de vuelta. Kofi aclara que no fueron 6 segundos, sino 8 y piensa que The Miz sí está cambiando, desde el “buena onda” al desagradable y que la gente está en lo correcto cuando le gritan “You suck!”.

The Miz (c/John Morrison) vs. Kofi Kingston (c/Big E). Ambos acompañantes en las esquinas de los contendores salieron de la mesa de comentarios una vez que The Miz lanza a Kofi sobre Big E. Lucha más pareja que en su versión anterior, donde The Miz a ratos descargaba su frustración. Un altercado entre The Miz y Big E termina con una vistosa movida de Morrison en contra del robusto de The New Day. Tras eso, Skull Crusher Finale y cuenta de tres para la victoria de The Miz, la que celebra junto a Morrison.

“Firefly Fun House”. Un Bray Wyatt lanzando amor habla del afecto y que no todas las personas lo merecen. Dirigiéndose a Daniel Bryan, Wyatt dice que “él” siente por su persona lo opuesto al amor y que se ha portado mal, que ha tenido varios problemas rumbo a Royal Rumble y le recuerda que el 2013 también quiso cambiarlo. Wyatt cierra advirtiendo que, como Bryan quiere “arrebatarles” el Universal Championship, “él” tendrá que lastimarlo.

Backstage: Sonya Deville le dice a Mandy Rose que Fire & Desire reverdecerá laureles y que esa redención comenzará esta noche cuando acompañe en la esquina en la lucha que Mandy tendrá a continuación. Sin embargo, The Golden Goddess dice que tiene un asunto pendiente que resolver, sacando una caja.

 

“Ladies and Gentlemen… Elias”. Guitarra en mano y entonando una canción al respecto, Elias anuncia su presencia en la Men’s Royal Rumble Match. La canción interpretada tenía en sus versos a varios de los participantes ya confirmados, pero profundiza más en la figura de Brock Lesnar, de cómo el WWE Champion minimiza la competencia dentro de la empresa y, que a diferencia de Lesnar, a él no le tiembla la voz. Elias cierra su canción con una alusión a una eventual victoria sobre Lesnar por el WWE Championship y que cómo tras eso “le mostrará la puerta” y le enseñará cómo se valora WWE.

Backstage: Un pensativo Otis recibe a su compañero Tucker, quien le dice que olvide a Mandy Rose y que se concentre sobretodo mirando a Royal Rumble. Acto seguido, aparece Mandy con la caja que tenía minutos antes, ofreciendo disculpas a Otis por haber herido sus sentimientos y, como símbolo de aquello, abre la caja y le regala una torta que dice “I’m sorry”, con una carita triste y una figurita de una maquinaria pesada. Tucker se había mostrado molesto con la presencia de Mandy.

Imagen

Mandy Rose (c/Sonya Deville) vs. Alexa Bliss (c/Nikki Cross). Durante la entrada de Alexa, se muestra un video donde ella y Nikki anuncian su participación en la Women’s Royal Rumble Match. Ambas diosas lucharon con bastante intensidad y en ringside Nikki anuló una intervención de Nikki. Durante el combate, Otis se acerca con, a estas alturas, restos de la torta, haciendo que Alexa se distraiga y quede a merced de Mandy, que tras un Roll-Up, se lleva la victoria por cuenta de tres. El cuadro termina con Mandy celebrando junto a Sonya, Otis vacilando el sensual tema de entrada de la rubia y Tucker tratando de calmar a su amigo.

Lacey Evans se acerca al ring para su combate con Sasha Banks, cuya presencia no se hace efectiva tras sonar su tema de entrada. Desde la puerta de su camarín, Bayley se proyecta en el titantrón, habla a título de su amiga y le avisa a Lacey que Sasha no está porque ha tenido que resolver otros asuntos “en una “ciudad de verdad” como Los Angeles, ya que se le ha presentado la oportunidad de grabar un tema de rap. La SmackDown Women’s Champion establece que su deber como campeona y por su contrato es darle esa noticia a Lacey.

WWE Photo

The Sassy Southern Belle toma micrófono y comenta que no le sorprende que Sasha no esté presente y que eso marca una diferencia entre ambas, ya que Lacey dice estar siempre preparada para pelear con quien sea. Dicho esto, Lacey emplaza a Bayley a una lucha entre ambas por el SmackDown Women’s Championship de inmediato. Sin embargo, la campeona no obedece al desafío, argumentando que su contraparte no puede venir a dar órdenes como madre y que ella no es su hija para cumplirlas.

Tras la negativa de Bayley, Lacey va a buscarla al camarín. Cuando llega y abre la puerta, Bayley la ataca por la espalda. Lacey se recupera y contraataca, pero la SmackDown Women’s Champion huye justo antes del Woman’s Right. Al intentar seguirla, Lacey es detenida por un árbitro.

Se muestra un recuento del cierre del show pasado con el combate entre Daniel Bryan y Dolph Ziggler, el cual fue terminado por la presencia de “The Fiend” Bray Wyatt atacando a Bryan.

Backstage: Tras eso, Kayla Braxton entrevista justamente al hombre que enfrentará a “The Fiend” por el Universal Championship en Royal Rumble. Ante la pregunta de lo visto en “Firefly Fun House”, Bryan dice que Wyatt pide recordarle muchas cosas y que, a pesar de que han pasado seis años, lo recuerda perfectamente, pero lo que “The Fiend” no puede presagiar es que Bryan se siente más inteligente y más astuto que él. Bryan agrega que “The Fiend” efectivamente lo ha cambiado, pero para mejor, ya que está más peligroso que antes y que si Wyatt quiere dañarlo, seguramente lo hará. Bryan cierra advirtiendo que no puede quebrantarlo mentalmente y que, a pesar de mostrarse como alguien inexpugnable, Bryan está convencido de que puede hacerlo y lo mostrará en Royal Rumble.

Imagen

En la pantalla del backstage aparece Ramblin’ Rabbit, quien dice coincidir con Bryan y dice que efectivamente “The Fiend” es vencible, por lo que tiene un secreto que le va a contar. Acto seguido, la “boca” de Ramblin’ es callada por la mano de Bray Wyatt, quien dice “Snitches get stitches”, algo así como que a los “sapos” se les castigan. “Let Me In”, cierra Wyatt.

Shinsuke Nakamura (c/Sami Zayn & Cesaro) vs. Braun Strowman. Pese a que Strowman lleva semanas buscándolo y que ya cuenta con un pin sobre Nakamura, el Intercontinental Championship no estará en juego en esta lucha. Dicha superioridad del Monster Among Men también se refleja en el combate, tanto que Zayn y Cesaro tuvieron que intervenir para que Nakamura quedara a favor. Ni las distracciones de Zayn, ni la silla de Cesaro ni el ataque con el cinturón de Nakamura pudieron con Strowman, quien con un Running Powerslam se queda con una nueva victoria sobre el Intercontinental Champion. Tras cartón, Strowman muestra la inminente imagen, levantando la presea en su poder, la que le es arrebatada por Zayn.

Tras su regreso la semana pasada para el salve a Roman Reigns, The Usos volverán a competir en SmackDown. Los gemelos samoanos enfrentarán en este show a King Corbin & Dolph Ziggler.

Imagen

Sheamus muestra otro video. Recordando su reaparición atacando a Shorty G, el irlandés dice que Shorty representa todos los problemas que han aquejado a SmackDown desde que se fue, agregando que ser pequeño no es algo que se debe celebrar, sino algo a ser exterminado. Sheamus dice que la semana pasada probó que el tamaño sí importa y que ya está listo para enfrentarse a quien sea y para “celebrar el caos”.

Backstage: Daniel Bryan llega al camarín y encuentra una caja de regalo. La abre y resulta ser una figura mutilada de Ramblin’ Rabbit.

Roman Reigns se aproxima al ring. Por mientras, se repasan imágenes de Roman a punto de ser humillado por King Corbin y Dolph Ziggler nuevamente con comida de perros cuando The Usos hacen su regreso para salvarlo. Roman dice que el 2019 fue un año de muchas bendiciones, pero que terminó mal para él, trayendo a colación los ataques de King Corbin y compañía. Volviendo al pasado, el ex-The Shield recuerda que a través de su carrera siempre ha tenido a alguien que le cuida sus espaldas, pero que esta vez no necesitó la ayuda de sus amigos, sino la de su familia. Respecto a Royal Rumble, Roman avisa que se impondrá en la Men’s Royal Rumble Match y que irá a estelarizar WrestleMania por quinta vez, agregando que todo ese camino lo recorrerá al lado de quienes han estado con él desde el día uno: The Usos.

WWE Photo

Roman presenta a sus primos. The Usos dicen sentirse a gusto estar de vuelta en SmackDown y que les ha ido difícil por sus problemas personales, pero que igual han visto en casa cómo Roman barre solito con Corbin y sus secuaces. Sobre el episodio de la comida de perros, Jimmy Uso dice que con eso Corbin le faltó el respeto a toda la familia.

King Corbin y Dolph Ziggler se hacen presente. Desde la altura del trono cargado por súbditos, Corbin alega que Roman quiere escudarse de sus primos y que tiene miedo de enfrentarlo, que por eso participará en la Men’s Royal Rumble Match, pero que el ganador no será Roman, sino él. Roman le responde diciéndole que no le tiene miedo y que le encantaría patearle el trasero dos veces en una misma noche, retándolo a otro mano a mano en un Royal Rumble, de forma previa a la lucha de 30 hombres. Corbin acepta el reto y advierte que esa noche no tendrá familia, porque convertirán a The Usos en “dos pequeñas perritas”. Tras ese ataque verbal, Jimmy & Jey se lanzan sobre la escolta de Corbin.

Con motivo de lo sucedido al inicio del show, WWE anuncia el retorno in-ring de John Morrison luego de ocho años sin competir en la compañía. Su rival será Big E.

Imagen

The Usos vs. King Corbin & Dolph Ziggler. Durante la lucha, aparece The Revival para distraer a los samoanos, los que son neutralizados por Roman Reigns. Tras eso, la lucha perdió protagonismo arriba del ring, más todavía cuando Corbin manda a Jey encima de Roman, el que responde a Corbin con una Spear, causando la DQ a The Usos y el triunfo a Corbin & Ziggler.

Cuando Roman tenía armado el Powerbomb a Corbin sobre la mesa de comentarios, aparece Robert Roode. El canadiense, fuera por 30 días por la primera penalización respecto a la Wellness Policy, deja a Corbin y a Ziggler en posición ventajosa. Roman termina impactado sobre la mesa de comentarios con un Spinebuster de Roode, pero se rompe cuando Roman recibe un Elbow Drop de Ziggler.

Con King Corbin, Dolph Ziggler y Robert Roode celebrando y los maltrechos cuerpos de Roman Reigns y The Usos tendidos, finaliza SmackDown.

 

 

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s