Careos, interesantes promos remotas e in situ y una baja confirmada se mostraron en el último show rojo previo a WrestleMania 36. Episodio transmitido desde el Performance Center en Orlando, FL.

Ver también: WWE SmackDown – 27 de marzo de 2020.

El show comienza repasando lo sucedido en las últimas semanas con AJ Styles y The Undertaker, previo a su Boneyard Match en WrestleMania 36.

Tras esto, se observa a The Undertaker en una promo grabada (con un aspecto más “real” dado lo contado entre ambos, tanto en su vestimenta como en su tono de voz) dirigiéndose a AJ Styles como “Allen Jones”, señalando que su boca es muy grande para ser tan pequeño, pero que ha escuchado cosas peores de gente mejor que él. Taker también comparte lo dicho por Styles respecto a que hasta hace unos años no se atrevería a enfrentarlo, añadiendo que durante aquellos años prefirió ser un pez grande en un acuario chico y que no estaba a la altura de Stone Cold Steve Austin, The Rock, Shawn Michaels, Triple H, Mick Foley, Booker T, Kurt Angle, Eddie Guerrero, entre otros y que esperó que todos se fueran, menos él. Además, The Phenom advierte que el orgullo de Styles lo está haciendo tomar malas decisiones y que no debió nombrar a su esposa Michelle McCool, aunque asevera que está molesto porque ella aplicaba el Faithbreaker mejor que él lo hace con su Styles Clash, y que en WrestleMania 36 Styles encontrará su destino cuando él lo haga famoso y lo entierre junto al resto de The O.C para hacerlos “descansar en paz”.

Finalizando el segmento, The Undertaker muestra una lápida con el nombre de AJ Styles y el 1977-2020.

Imagen

En el último RAW previo a WrestleMania 36 tendremos la presencia del WWE Champion Brock Lesnar y de Edge. Además, un 6-Man Tag Team Match en donde Kevin Owens unirá fuerzas con los RAW Tag Team Champions The Street Profits, para hacerle frente al trinomio del rival de Owens, Seth Rollins, y los retadores de los Profits, Andrade y Ángel Garza.

Imagen

Se observa a Becky Lynch llegando al Performance Center en un enorme camión caracterizado con su persona. Luego de mostrar las imágenes de la semana pasada donde atacó a Shayna Baszler mientras era entrevistada por Charly Caruso, la RAW Women’s Champion aparece en el pleno para recordar su histórica noche en WrestleMania 35 donde venció a dos campeonas, y que sabía que lo que estaba en juego era enorme, que habló mucha basura en las semanas previas, pero que tras ese momento ha abierto brechas.

Becky dice esto para presentar de forma íntegra la lucha que consagró la figura de The Man: Su victoria en WrestleMania 35 ante Ronda Rousey y Charlotte Flair para ganar los RAW y SmackDown Women’s Championships, en el primer Main Event femenino en la historia de “La Vitrina de los Inmortales”.

Wrestlemania 35, Becky Lynch, la protagonista de la noche

La irlandesa admite que es la primera vez que mira la lucha de nuevo y que en este último año aprendió que la historia sigue a quienes la hacen, así como también a las que no pueden hacerla, como las que no han podido quitarle el RAW Women’s Championship. Sobre Shayna Baszler, la campeona dice que su conocimiento no la hace ventajosa y es verdad que si le quita el título, la destruye, reconociendo que todos entran a esta industria para acabar con sus demonios internos y que no sabe qué será de ella cuando ya no sea campeona. También le advierte a Shayna que no se confíe porque la semana pasada ya le demostró que pudo salirse con la suya, y que el demonio interno de Shayna es llevar el peso de hacer lo que su amiga Ronda Rousey no pudo, lo que significaría que una eventual victoria de Shayna le robaría las luces a Ronda y sería vista como la gran atleta mundial que dice ser, pero que si pierde, será devuelta a las sombras.

Repentinamente y por la espalda, Shayna Baszler aparece y ataca a Becky con la Kirifuda Clutch antes de estrellarla contra la mesa de transmisión y levantar el RAW Women’s Championship en señal de victoria.

Imagen

Aleister Black vs. Jason Cade. El muchacho se mostró sorprendido por la agilidad y el comportamiento de Black antes de ser aniquilado rápidamente por un doble juego de patadas.

Imagen

Se repasa el segmento entre Seth Rollins y Kevin Owens de la semana pasada, donde Rollins aseguraba que nada de lo que involucra el Performance Center existiría sin él, incluso Owens y que su palmarés en WrestleMania es diametralmente opuesto al de su rival, quien sólo cuenta fracasos. Rollins cerraba diciendo que Owens no podía derrotarlo en su peor día y que WrestleMania jamás se convertiría en uno de ellos, porque bajo presión era un Dios. Esto, como preámbulo de la lucha que viene a continuación.

Sin embargo, Zelina Vega anuncia que Andrade sufrió una seria lesión en sus costillas y que no está apto médicamente para competir. Para su reemplazo, Zelina presenta al NXT Austin Theory.

Kevin Owens & The Street Profits vs. Seth Rollins, Ángel Garza & Austin Theory. Lucha que tuvo mayoritariamente al mando de los villanos, donde Theory logró verse bien cuando le tocó entrar. La entrada de Owens le da el segundo aire (y definitivo) a su equipo que, luego de una fea caída hacia afuera de Montez Ford, el canadiense conecta la Stunner a Garza y le da la victoria a su equipo por cuenta de tres. Owens no tuvo tiempo de celebrar, ya que Rollins de inmediato le atesta el Curb Stomp.

De esta forma, se confirma la ausencia de Andrade y a Austin Theory como su reemplazo también para la lucha junto a Ángel Garza frente a The Street Profits por el RAW Tag Team Championship en WrestleMania 36.

Imagen

Tras cartón, Owens toma micrófono y dice que le ha dado vueltas sobre lo que Rollins dijo la semana pasada sobre la existencia del Performance Center gracias a él, a pesar de no haberse formado ahí, pero que en realidad se construyó a pesar de él, porque nadie soportaba su arrogancia. Owens dice estar consciente de su pasado y que la diferencia que los separa es que él no delira como Rollins. Sobre WrestleMania y “el Dios vs. el fracaso”, Owens reconoce que esas palabras le calaron y que, si bien no tiene los logros de Rollins, él ha sido 2-veces Intercontinental Champion, 3-veces United States Champion y fue Universal Champion mucho antes que el propio Rollins, y admite que esos logros los hizo con algo de ayuda, algo que Rollins no ha hecho con sus “momentos WrestleMania” como para sentirse orgulloso.

Owens finaliza su discurso recordando que cuando llegaron a WWE les dijeron que el pasado no importa y que eso se replicará cuando se enfrenten en WrestleMania 36, porque lo único que importará será que estarán mano a mano y que en ese momento no existirá un “Mesías” o un “Dios” cuando consiga su “primer momento WrestleMania” a costa de Rollins, porque al final de la lucha, será él quien “lo queme todo”.

Imagen

Se muestra un resumen de lo sucedido entre Edge y Randy Orton, desde el emotivo regreso del Rated-R Superstar en Royal Rumble 2020, el ataque de Orton en el RAW posterior y a Beth Phoenix en el episodio del 2 de marzo, así como también el reto y la respuesta de Orton al Last Man Standing Match para WrestleMania 36.

Luego, Edge corta una promo grabada donde se refiere a Orton diciendo que Adam Copeland es adicto a Edge, algo que podría ser cierto, pero que no se trata de ego, porque adora la conexión con el público cuando la música suena y que todos son adictos a esto y el que no lo está, estaría sobrando. Sobre el “aguante”, el canadiense dice que tienen conceptos distintos: para Orton es el ser elegido por Evolution y descansar en su apellido y su familia, pero para él es ser la clase de hombre que llega a lo más profundo para sacar a un hombre que no lo merece, rechazar estar en Evolution para no ser un niño mimado, construir una carrera como Hall Of Famer y pensar en cómo regresar día tras día durante 9 años y terminar su carrera bajo sus propios términos.

Edge dice haberse equivocado cuando dijo que Orton le tenía envidia, cuando en realidad son celos de su pasión, porque es algo que él la tiene y que Orton sólo la tuvo cuando él estuvo a su lado, agregando también que Orton se hace adicto a lo que él le hace sentir y que sólo escucha voces, las que no entienden la pasión y que lo hicieron cometer un error enorme al haber empañado su regreso, atacar a Beth Phoenix y su familia y aceptar una lucha con una estipulación cuando él está dispuesto a todo con tal de arrebatar el testimonio que Orton tomó como propio. “Te metiste en otro pozo, pero esta vez no te voy a sacar. Te voy a empujar tan profundamente que nunca más volverás a salir”, concluye un iracundo Edge.

Imagen

Asuka vs. Kayden Carter. Antes de comenzar, la japonesa toma micrófono para gritar en su idioma nativo. Poco le duró el ímpetu a la NXT antes de caer ante la Asuka Lock. Tras la lucha, la WWE Women’s Tag Team Champion, en japonés, aparentemente amenaza a Alexa Bliss & Nikki Cross, quienes retarán a The Kabuki Warriors por el título en WrestleMania 36.

Imagen

Se muestran imágenes de más temprano en el estacionamiento del Performance Center, sobre un ataque por la espalda de Charlotte Flair a Rhea Ripley para después decirle “te veo en WrestleMania, novata” y retirarse. Al reincorporarse, la NXT Women’s Champion sonríe y dice “claro que me verás”.

Imagen

El siguiente refrito es la lucha por el WWE Championship en Survivor Series 2019, donde Brock Lesnar retuvo ante Rey Mysterio.

Ver también: Resultados WWE Survivor Series 2019.

Para cerrar el último RAW previo a WrestleMania, aparece el WWE Champion Brock Lesnar junto a Paul Heyman, quien se presenta a él y a su representado con un tenor menos rimbombante de lo acostumbrado con la falta de público. Heyman dice que cree en la magia de WWE y en el negocio que implica dirigirse a una audiencia global, más en este caso como el último segmento previo a un WrestleMania. El portavoz de Lesnar no queda ajeno a la contingencia mundial y habla de un WrestleMania singular no sólo porque se ejecutará en dos noches, sino porque nosotros también atravesamos el momento más singular de nuestras vidas.

Sobre el horizonte de Lesnar, Heyman comenta que año tras año “conquista al conquistador” y que este año la atracción será Drew McIntyre, a quien dice respetar porque es mucho más que un idiota que está en un gimnasio diciendo que llegará a WWE y que es tan especial como The Rock, Hulk Hogan, John Cena y The Undertaker, leyendas que cayeron ante Lesnar y que llegaron donde estaban los que no son especiales. Heyman también dice que McIntyre no necesita promocionar qué tan poderosa es su Claymore Kick porque los famosos movimientos finales de los anteriormente nombrados no sirvieron para tumbar a Lesnar y que si Lesnar llegara a ver venir esa patada tiene dos opciones: revelar si ha desarrollado una estrategia para evitarla o recibirla y ver si fue capaz de derribarlo. “No es una predicción, tampoco es un spoiler, es una garantía absoluta que el próximo año en el RAW after ‘Mania Lesnar estará parado con el cinturón en su hombro esperando al rival correcto, porque en WrestleMania 2020 Drew McIntyre pasará de ser especial a ser ‘la perrita de Lesnar’“.

Con esa imagen, se cierra RAW.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s