El popular “Árbitro Elvis” conversó con nosotros en el octavo capítulo de RasslinPod Live. Entre otras cosas, nos habló del arbitraje en Chile, de su camino que lo convirtió en uno de los más reconocidos del país, cómo CNL le cambió su carrera, su participación en Batalla Real 2019 y su trabajo en FNX y en la V Región.

Foto portada: Foto Sunshine.

Al comenzar la entrevista, Javier nos conversó que se encontraba bien y también sus hermanos que trabajan en el área de la salud (esperamos de todo corazón que eso no haya cambiado desde el 18 de junio, día de la entrevista) y que también está avanzando en la tesis para completar su carrera.

Sus inicios

Como en muchos casos, Javier nos confesó que su amor por la lucha libre comenzó desde niño, jugando con sus hermanos. Sin embargo, su oportunidad en Chile llegaría al conocer a un luchador en la iglesia y llegó a FNX, cuyo lugar de entrenamiento queda a 10 minutos de su casa y que entró de insistente en su tercer intento.

El tema del arbitraje fue suerte. Un día estaban entrenando dos luchadores, —en ese tiempo el entrenamiento eran los neumáticos, las tablas y con cuea tres alfombras— y dicen que necesitan un árbitro. Me ofrecí, arbitré, me dijeron que no lo hacía tan mal y me invitaron al siguiente show. Eso fue al mes de haber empezado (Javier lleva 6 años en la lucha libre). Nunca en mi vida había visto un show en vivo, era la primera vez que me subía a un ring, que veía un título, que tocaba las cuerdas y para mí fue algo fascinante. Arbitré una lucha: Rencor vs. Daigo Holic, una lucha corta como de 3 minutos y el resto ví el show. Eso me sirvió de inspiración. Me costó mucho agarrarle el ritmo al arbitraje, me dijeron ‘cuenta tres, las cuerdas y era, y el resto era improvisar tú solito“.

Sobre si su carrera la iba a dedicar al arbitraje, Javier fue claro. Siempre enfatizó en el tema de estar a disposición de lo que la agrupación necesite, pero sabe que con el arbitraje ha logrado hacerse un nombre en Chile.

“Aún hay metas. Mi carrera luchística no ha sido muy buena, partí bien porque encontraba que lo fundamental era estar atento, a cualquier oportunidad: ‘voh, dale’. Recuerdo una lucha de parejas, donde Coke y (Álex) Hero se bajaron, Baker y Daigo Holic se bajaron, Pedro Pablo y Jarek también porque Pedro Pablo estaba de viaje. Como no había tag, y yo ya había estado luchando en algunas partes de prueba, me dijeron que me tocaba luchar, pero el problema era que no tenía tag. Iban a poner una persona, pero quería tener su personaje y lo bajaron, así que le preguntaron a otro cabro, que también tenía otros planes, pero aperró. Y junto a Ministro C (o “C” como se llama hoy en día) construimos algo muy bonito, pero lamentablemente bonito hasta que duró, porque después se agregó mucha más gente y la atención se fue para otro lado, pasé a ser como un Patrullero de los Power Rangers y me sacaban la cresta siempre. Llegó un punto donde ya no me sentía cómodo y decidí salirme de la lucha porque ya no tenía motivación, pero un amigo de Santiago venía a luchar a NAG y le pregunté si podía arbitrar, fui y no hubo ningún problema. Hay veces que me llaman para parchar a alguien y voy no más, porque esto es tener la oportunidad y darle“.

Mis metas personales son luchar en un lugar grande y conocido, que el 2019 ya lo logré, y ganar un campeonato, pero esa meta es como más una meta de niño, ese niño que decía que quería luchar y ganar campeonatos. Pero mi punto fijo es el arbitraje, porque con eso he llegado lejos y puedo llegar aún más lejos. Esa es mi motivación, cuando todo se solucione“.

“Elvis”, como también es popularmente conocido, nos detalló el camino que lo convirtió hoy en día en uno de los árbitros más respetados de Chile. Nos dijo que S2S fue parte importante, ya que si bien era luchador (“tenía un personaje rudo tipo Pastor Soto”, recordó), para el ex-Campeón Absoluto de FNX y actual luchador de CNL, Javier hacía un trabajo importante como árbitro que no podían sacarlo de ahí. “Tuve dos opciones: seguir intentando ser luchador o haciendo lo mejor que sabía hacer. Me preguntaba qué cosa me hacía más feliz y me dije que era el arbitraje, porque tenía una experiencia más grande”, nos comentó.

 

Su llegada a CNL y su consolidación

Con su camino ya definido como árbitro, Javier nos contó su experiencia que lo llevaría a CNL, ayudado por dos cualidades de las que hizo hincapié en toda la conversación: su oportunismo y su voluntad de estar siempre para lo que se necesitaran. Javier no la pensó dos veces cuando lo contactó Jorge Salazar y nos relató cómo fue su primera experiencia en el evento CNL: Redención:

Mi oportunidad llegó el 2018 cuando se hizo el CNL vs. FNX y le pregunté a S2S cómo podía llegar allá, me dijo ‘no sea como los maricones que escriben correo. Vaya y dígaselos en la cara’. Así que después del show me acerqué y me dijeron que tenía que mandar un video con una lucha a un correo que me pasaron, estaba motivado, tenía medio camino recorrido, pero ese correo nunca lo respondieron. Vuelvo al oportunismo, Redención 2018. La noche anterior estaba carreteando y S2S me dice que Jorge Salazar me iba a hablar en cualquier momento, al día siguiente tenía un show en Fight, Salazar me habla y me dice que necesita un árbitro y fui de una, porque era la oportunidad que estaba esperando. En esos tiempos yo era el único árbitro de la V Región, tenía que ir a Fight, a FNX, a NAG y era agotador porque todos dependían de mí“.

Fue una experiencia muy bacán haber llegado ahí. Normalmente uno arbitra con 150 personas o en un show grande, con 300. Acá habían como 500 y me sorprendí. Una anécdota chistosa que me acuerdo fue cuando yo venía llegando y estaba Andy Strummer con Eduardo ‘Chico Pérez’ Duarte conversando, los saludé, Andy le pregunta a Eduardo con quién arbitra hoy, Eduardo le responde ‘yo y Javier Trujillo, pero no sé quién es’ y yo, como ‘hola, estoy acá’. Fue chistoso, porque nadie tenía idea quién era yo”.

“Me subí arriba, estaba nervioso. No quería hacer la gran “Chico Pato” (debut y despedida), pero Roma, Rocket, Valentín Bravo, Alessandro y Pedro Pablo me dijeron que estuviera tranquilo, que había hecho buena pega y que me iba a ir bien. Subí, Eduardo me llama y me dice que tiene críticas, yo dije que llegaba hasta aquí no más, pero Eduardo dice: ‘Calcetines negros, no blancos, cuidado con las cámaras y el resto super bien. Estoy buscando un árbitro para Xtreme, ¿te animai?’. Le dije altiro que sí. Después llego donde Salazar, super serio me llama, también pensé que me iba a las chingadas, pero me abrazó y me dijo que era la calidad que esperaba, que lo había sorprendido y que me esperaba para el próximo show, porque ya era parte de CNL. Para mí era una meta, ya era conocido en la V Región, pero mi meta era llegar a ser uno de los mejores de Chile. Para mí fue un gran desafío llegar a quedarse, fue un privilegio y las cosas se fueron dando“.

 

La labor del árbitro en Chile

Le preguntamos a Javier sobre si el trabajo del árbitro no tiene el peso que debería tener, donde en casos puntuales han cumplido un rol fundamental como lo consignamos en la columna “El Arbitro: Más que un adorno”, teniendo que manejar muchas veces situaciones de emergencia como la reacción ante un luchador lesionado. “Elvis” comentó que hay muy buenos referees en Chile, pero que falta una preparación mejor y que las agrupaciones también se encarguen de enseñar arbitraje.

Voy a ser super honesto: sí y no. En Chile hay excelentes árbitros como Javier Aravena, ‘Chico Pérez’, Frank Moreno, me gusta también el trabajo de Mauro de HIT y de Gerardo y Mary de ASL, ver una árbitra mujer para mí es super bacán. Pero también hay otros casos, te voy a ser la siguiente pregunta: ¿cómo un promotor expone a un luchador a un árbitro con short y polera y que no sabe lo que está haciendo?, porque lo he visto. El árbitro es fundamental porque es el que cuida a un luchador en caso de un accidente. El problema de la lucha libre chilena es que se enfocan mucho en enseñar la lucha libre en lo técnico, ¿pero por qué no enseñan el arbitraje, que también es fundamental?, porque ayuda y sabe cuando alguien está mal. En mi caso, me pasó dos veces, uno de ellos fue más conocido y lo ví en el post de ustedes, que fue el caso de Herco Wisky, fue cuático ver cuando a un compañero le pasó eso, miré a S2S y cortamos la lucha. Imagínate alguien que no sabe, el 2018 en una Fatal de 5, Frank Nova, Danny Montana, Demian Kross, Héctor Chávez y Manzor, un luchador de Santiago Lucha Libre. Chávez le hace la Vertebreaker a Manzor y queda noqueado, fue la reacción más cuática de mi vida, tuve que bajar y explicarle a la señora de Manzor y decirle que va a estar bien, mientras mis compañeros trataban de atenderlo. Imagínate eso en alguien no experimentado. Sé que hay buenos árbitros, pero falta que se les enseñe. Muchas veces me pasa que en FNX somos tres árbitros, ellos no pueden y tengo que arbitrar yo solo. Me piden que traiga un árbitro y no puedo enseñarle a arbitrar en cinco minutos o en media hora, no puedo, el árbitro lleva muchas más cosas, falta más seriedad y preocuparse porque lo que estás haciendo con el árbitro es que tus luchadores estén asegurados. Por ejemplo el caso de Javier Aravena con la lesión de CJC y altiro atinó, Eduardo (Duarte) me ha comentado también. Lo ideal es que todo árbitro debe tener un curso de primeros auxilios, mea culpa para mí. Si llega a pasar algo, estar atento. Gracias a Dios con toda la experiencia que he vivido, también luchando, ya sé cuando algo está mal y pregunto al luchador si está seguro de poder seguir. Al arbitraje no se le respeta tanto como corresponde“.

Otro aspecto que Javier mencionó en el trabajo de árbitro es la poca disposición que muchos alumnos tienen de hacerlo, pero también nos comentó sobre casos de luchadores que fueron buenos árbitros y que eso es una puerta para indicarle a la promoción sobre qué tan comprometido se está, además de que eso también ayudará en la carrera como luchador que quieran tomar:

“Yo quise ser luchador, pero me di cuenta que soy mucho mejor como árbitro y hoy puedo ser un aporte a nivel nacional. El consejo que le doy a la gente que están en escuelas es que no le tengan miedo. He visto muchos casos en donde alumnos no quieren arbitrar porque después los pueden confundir y la gente pensará que son árbitros, eso molesta. Muchos de mis compañeros de FNX que hoy están luchando fueron los mejores árbitros, les enseñé, compartimos experiencias y hoy luchan, son manager o cosas así. No se cierren a la posibilidad de arbitrar, presentar o ser staff, porque el promotor se da cuenta que eres aperrado, si aprendes esas cosas, en la práctica no te va a costar. Uno mira a huevo el arbitraje, pero después estás en el ring y te ayuda caleta“.

Ser árbitro es super bacán. Si tienes la exposición, puedes ser un gran aporte. Yo fui el árbitro más conocido en FNX y después me puse a luchar, la gente se olvidó de que era árbitro hasta que volví. Es netamente estar disponible a todo, eso ayuda bastante”.

Sobre el pago a los árbitros, Javier contó que no tiene problemas al respecto. Nos detalló su negociación y lo que espera cuando lo llamen, algo que ha ido cambiando conforme al estatus que hoy tiene dentro de la escena nacional.

Hay lugares en que se me pagan. Hay casos donde voy con unos colegas y pagan, pero eso no significa que en todos lados lo hagan. Al último show que fui, yo confié que la persona iba a pagar mi trabajo y no fue capaz de darme un vaso de agua. Reconozco que terminé muy deprimido, porque él trabaja conmigo y después ir a trabajar a su agrupación y ser así, qué lata. Así que me puse más económico y si me quieren llamar, sólo dentro de la región y para otros lados, sólo pasajes. Cuando trabajaba en Xtreme, no me pagaban pero me daban otras cosas, como buen trato, quiropráctico, comida, cosas que valían la pena ir ahí. Pero en la región cobro luca por lucha, me alcanza para los pasajes y comprarme un completo o lo que sea. En exteriores, pasajes y un trato digno. Nada que decir de ellos“.

“Antes de llegar a CNL era como el árbitro ‘accesible’ y me llamaban porque era buena onda. Pero me acuerdo que me encontré con Sexualizer y me dijo: ‘Tú desde ahora eres un árbitro profesional y mínimo vas a cobrar pasajes o comida’ y no he tenido problemas con eso. En la V Región no hay lugares turbios, en Santiago sólo he trabajado para Xtreme y CNL y acá no he tenido problemas porque todos me conocen”.

El récord en CNL

Javier Trujillo puede contar que arbitró 18 luchas seguidas. Esto fue en una tanda de grabaciones CNL Rec, en nuestro espacio, Javier tuvo la oportunidad de recordar su extenuante jornada, la que llevó sin problemas pese a que lo tuvo corriendo incluso hasta después del show y en la que recibió el cariño del público:

“Jorge Salazar habla conmigo y me dice que me tiene una buena y una mala noticia: la buena era que me pagaba el doble, la mala es que Eduardo no viene y vas a tener que arbitrar solo. Le pregunté ‘¿cuál es la mala?’, porque como te comenté, para mí no había problema y voy a aperrar. (Consejo, si van a arbitrar solos todo un show y no han comido, por favor no tomen Monster, jajaja). Lo más chistoso de todo, tenía pasaje a las 21:00 y el show terminó a las 20:30, pero me dicen que subiera (al segundo piso del Club Chocolate) porque la gente quería verme. Me saqué fotos con ellos, eran las 20:50, me encuentro con Roma que me felicita y salí corriendo al metro tratando de llegar (al Terminal), llegué, el bus se había ido, pero se me había olvidado que el bus pasaba por Pajaritos y llegué un poco más tranquilo. Gracias a eso, se me abrieron muchas cosas más y Eduardo, mi mentor en ese entonces, me dijo: ‘Esto te catapultó a ser uno de los mejores árbitros de Chile’. Para mi fue un gran honor y lograr esa meta fue como un ‘Weón, lo lograste al fin'”.

En relación al aplauso que recibió tras la maratónica tarde, Javier nos confesó que fue un objetivo cumplido según cómo él ve su trabajo:

“Mucha gente entra a la lucha libre a cumplir sueños. Yo también, pero mi meta siempre fue entregarle una sonrisa al público, con eso me voy feliz para la casa. Y ver a esa gente aplaudiendo y contenta, para mí fue lo mejor del mundo. Sentí que lo logré e hice feliz a mucha gente. Una sensación muy grata, a pesar de que estaba corriendo y cansado, pero valió la pena todo maldito segundo, fue hermoso”.

Batalla Real 2019

Dentro del marco de la lucha que le da el nombre al show, Javier era uno de los árbitros responsables de velar por las reglas, ya sea oficializando las eliminaciones por sobre la tercera cuerda y con los dos pies en el piso o haciendo que los participantes entraran al ring. Esto último ocurrió con Jimbo Jackson, el #25 de la contienda y que se negó a entrar al no ser luchador. Los esfuerzos de Javier de hacerlo cumplir las reglas estaban siendo inútiles hasta cuando en la pantalla se ve el nombre del #26, él mismo. Pasó de árbitro a luchador y metió a punta de golpes a Jimbo al ring, no sin antes entregarle al público sus pasos de baile al estilo Elvis. En los pocos segundos que transcurrieron hasta su eliminación, el segmento mantuvo al público enfervorizado y tras salir por sobre la tercera cuerda, retoma su rol de árbitro en medio de aplausos.

wp-15934933087958862194930466464448.jpg

Le preguntamos a Javier por sus sensaciones del momento, que según él, guarda con mucha emoción.

Te mentiría si no hay emociones, hay muchas emociones lindas. A mí no se me valoraba como luchador y como árbitro tampoco se hacía, era frustrante. Un día, Salazar me habla de que ya me había depositado y que me iba a dar un regalito: participar de la Batalla Real. Sentí que iba a cumplir mi sueño“.

Había que causar impacto, pero había que recordarlo. El impacto era que el árbitro iba a aparecer, ¿pero cómo lo hacía memorable?, me dijeron que lo pasara bien, que vacilara, que hiciera lo mejor que sé hacer y que me pegara el show. Así fue como agarré a combos a Jimbo y me dije: ‘haz lo tuyo’, y ahí entré a hacer los pasitos de Elvis (propios, míos, jajaja). Pero para mí fue bonito entrar. Me di cuenta al mirar las estadísticas que fui el que menor tiempo estuvo en una Batalla Real de CNL. Causaste impacto, dejaste la embarrada y marcaste un record. Fue lindo“.

Después lo vi por YouTube y te lo juro que lloré. Por muchos años me tiraron mucha mierda y taparle la boca a esa gente fue bonito. Después mucha gente me hablaba y me decía que lo hice bien, increíble. Eso es lo importante, sé que nunca voy a ser como Guanchulo porque conozco mis capacidades, pero sí tengo claro que puedo entretener mucho. Esto marcó un antes y un después, pude hacer lo que siempre quise hacer, entretener y sacarle sonrisas a la gente“.

De ese día, Javier no sólo guarda el bonito recuerdo de su participación en la Batalla Real, sino que también revela que conoció a buenos amigos y eso marcó un antes y un después en su carrera:

“Cumplí mi sueño y conocí gente bacán. A los chicos de HIT, con Nicolás Richard fue muy bacán hablar con él, con Ferrada, Cochrane. A Remy y Wulf los conocía desde FNX, era muy bacán compartir con ellos. Morgue era muy chistoso, no se le entendía nada, pero me reía igual, jajaja

Gracias a eso se dieron cuenta que yo era importante en el show, a partir de ahí me creí el cuento de ser uno de los mejores árbitros de Chile. Mucha mierda me había llegado, pero cumplí mi sueño, conocí gente bacán y luché para más de 500 personas en un show importante. Loco, luché en CNL, igual lo hice en FNX que es grande, pero luchar en la empresa más grande de Chile es bacán. Mi sueño era llegar a las grandes ligas, pero igual cumplí otro sueño que era luchar en Batalla Real que es un show muy importante. Nada que decir, eso me muestra que los sueños se pueden cumplir, sólo depende de tí”.

 

FNX Lucha Libre y su rol de GM

Javier tuvo la oportunidad de dirigir la promoción de Quilpué como su Gerente, puesto al que llegó gracias a una Lucha 5 vs. 5 en la que derrotó a Álex Castillo. Nos precisó de sus sensaciones tras esa época y que nuevamente se puso al servicio de la agrupación, pese a que se había retirado temporalmente por problemas personales:

Ya no soy Gerente, perdí el puesto por culpa de Bastián Jarek en una Lucha Violenta, pero después vamos a llegar a eso. Fue todo muy raro, hubo un tiempo en que yo me quise ir de FNX, estaba emocionalmente mal y no quería que eso afectara el show, dije que quería irme y después volver. Un día me llaman y me dicen que me necesitan para algo que sólo yo lo podía hacer, que no lo hiciera ni por mí ni por FNX, sino por la gente que me quiere de verdad. Me pidieron que sea el nuevo Co-Gerente y que parchara una lucha porque alguien se bajó. Pero nunca pensé que iba a terminar siendo el Gerente, en la lucha 5 vs. 5 Álex Castillo (su rival) tenía un equipo potente, tenía a Wolf y Gallo, entre otros. Yo opté por los míos, por eso llamé a Bamboocha, que era el que me hacía bullying y me sacaba la cresta siempre y después se transformó en uno de mis mejores amigos. En esa lucha terminé sin voz, gritaba tanto, era increíble haber estado ahí, ganar y sacar a Álex Castillo que lo único que hacía era hacer trampas. La gente sabe como soy, motivado, bueno pa’l hueveo pero con respeto, y dije que ya era hora de hacer cambios, los shows estuvieron bien hasta el Estallido Social, y cuando volvimos nos fue excelente”.

Pero no todo es eterno, Bastián Jarek me hacía bullying y le dije que si quería el poder, que me enfrentara a una Lucha Violenta. Obviamente necesitó a un loco de casi dos metros como Diego Saravia que me tiró encima de unas tachuelas y que ahora tiene el poder“.

A pesar de que era Gerente, seguí arbitrando. A la gente le gustaba eso y había que aperrar a todos y estar dispuesto al show, eso es la base del éxito que he tenido. Sigo teniendo mi trabajo de árbitro y tuve la oportunidad de tener un show el día antes de declararse la pandemia. Nunca pensé que iba a quedar esa embarrada, pero fue agradable tener esa ‘despedida’“.

https://www.instagram.com/p/CAYOTHtJ4dN/?utm_source=ig_web_copy_link

Javier también se dio el tiempo de contar una anécdota que lo destaca como parte importante de la agrupación, esté donde esté:

En una Lucha de Escaleras donde había una tablita con contrato colgado, yo les advertí que le pusieran algo más porque que se podía caer, y se cayó. Me acuerdo que tuve que aperrar, estaba Gladius con Alacrán peleándose, yo me metí corriendo, agarré el contrato, me mandé un Indiana Jones, y salí corriendo, para que no se viera tan feo y la gente me aplaudió. Claro, cuando se sacó la tablilla, se puso el contrato y la persona lo ganó, jajaja. Siempre hay que estar dispuesto al show“.

 

El auge de la lucha regional presente en Santiago

Javier es uno de los tantos exponentes de provincias que hoy por hoy participan en Santiago, el absoluto epicentro de la lucha libre en Chile. Conscientes de la calidad que hay fuera de la capital, le preguntamos a “Elvis” si ese trabajo es valorado ahí, donde respondió que la realidad santiaguina es muy similar en cantidad a la de la Región de Valparaíso, pero advirtió el poco desarrollo del arbitraje en su zona.

“Acá en la región hay caleta de agrupaciones, no se ve tanto la diferencia con Santiago. Pero sí con el arbitraje, acá todavía no hay. En FNX me encargo de que si alguien sale a arbitrar, que sepa, yo lo preparo. Me acuerdo de Mr. M, un chico de Magallanes Lucha Libre, hizo super bien su pega y le dije que se quedara trabajando con nosotros. Quizás en La V Pro-Wrestling sí, pero se ven por periodos. Había una árbitra, Riley, que arbitró super bien, incluso estuvo en CNL, pero ella ahora está luchando, son cosas de transiciones. Pero por árbitros en la región, la gente va a reconocerme a mí y a Mr. M, porque somos lo más visible, porque en otros lados no hay árbitros, aunque intente verlo, he pasado rabia viendo eso. La gente quizás sabe a qué me refiero y no quiero hablar más para no dejar la cagá”.

 

La masificación del producto de FNX

Sobre cómo hacer que los eventos de la promoción lleguen a más público, Javier es crítico y dice que falta trabajo de difusión, donde asegura que no sólo hay que quedarse con lo que ofrecen las redes sociales y hay que salir a la calle, así como también la calidad de las agrupaciones contiguas. También nos habla del gancho de contar con Ariel Levy y de cómo se van a levantar tras los parones del Estallido Social y la pandemia del COVID-19.

En FNX hay un canal de YouTube que se llama RigXX. Es la persona que graba y sube todo el material, estuvo todo el año pasado hasta el último show. Lo que falta en FNX hoy en día es no ser flojos con la publicidad, encuentro que muchas veces la gente sólo comparte el afiche y era, cuando antiguamente teníamos que entregar afiches, pegar flyers, era una paja, pero ayuda caleta. La misión de hoy en día es la difusión máxima, si hay que salir a la feria, hacerlo. Soy una persona de las antiguas y lamentablemente la gente es floja, uno comparte un afiche y la gente que no sabe de lucha libre no lo ve. Lo otro, hay gente que va por primera vez a otro show de lucha libre y dice ‘¿y esta hueá es?’, no le gusta. Cómo mostrar el producto que queremos mostrar si en otros lados están dejando la cagá“.

“Cuando pegamos afiches, siempre escucho lo mismo: ‘ojalá le saquen la chucha a ese weón (Ariel Levy)’, eso es llamativo. Lamentablemente se nos complica pegar afiches y después del Estallido Social hubo un cambio que costó mucho más la publicidad y tienes que invitar antes. Con todo esto que está pasando, la economía va a ser mucho más complicada, ya no tenemos patrocinadores, pero tenemos que volver a los principios y se va a lograr“.

Yo sé que FNX es la mejor agrupación de la V Región. No soy tan fan de FNX, soy super autocrítico y sé cuando las cosas están mal. Sé que falta difusión porque material y luchadores tenemos“.

 

#SpeakingOut

Al día de la entrevista, recién se estaban conociendo los casos de la lucha libre británica. Le preguntamos, como tema contingente, si había vivido casos similares como los expuestos allá y, lamentablemente al día siguiente, en Chile. Javier nos precisó:

He vivido muchas realidades, cuando partí tuve tratos pencas, me decían que valía callampa, pero eso se cambió. Como en todos lados el amiguismo y los grupitos, que si no eres parte de un grupo, cagaste. Siempre está la buena onda y el respeto, pero excede más de lo normal y cuando hay una talla desubicada sin haber confianza, esa persona se va a sentir mal, es incómodo y créeme que yo lo he pasado. Siempre está eso del ‘bullying buena onda’ porque uno sabe la realidad, yo me quise ir de un lado porque no me sentía cómodo, muchos de mis amigos se fueron y sigo ahí por algunos, por cumplir mi pega, por unos tratos, pero igual me es incómodo. Soy de esas personas que llega, hace su pega y se va. Pero gracias a Dios hay lugares, como por ejemplo en CNL, que no va a pasar”.

Hay lugares en que todavía no lo ven como un trabajo, esto es como la junta de amigos o el Club de Toby, un grupo que hace lucha libre“.

Antiguamente llegaban chicas a entrenar y muchos se las joteaban, pero ahora no. Se ve compañerismo. Por lo que he visto no se ve eso y si llegara a haber un problema, se conversa y era. Sabemos que uno de los dos se va a ir y no es la idea, que no haya más conflicto. Todo gracias a ‘la tía’, la Presidenta de FNX que es como la mamá y siempre arregla esas cosas y habla con los chiquillos para que no generen más conflictos“.

 

Sus próximas metas

En sus cortos 6 años, Javier nos ha dado luces de haber cumplido con la mayoría de lo que se propuso. Sin embargo, para él aún quedan etapas que quemar para decir que lo ha logrado todo en la lucha libre:

Yo quiero ir a arbitrar a ASL y a HIT, quiero conocer el sur. El trabajo de ellos es super bueno, tengo gente conocida como Reus (si estás viendo esto, ¿me harías el favor?, jajaja)”.

Conocer a Reus fue lo más chistoso del mundo. Se hizo el Torneo Nacional de CNL y una de las sedes era FNX. Jorge Salazar me pidió que lo recibiera en mi casa, le dije a mi mamá que venía un cabro del sur a quedarse y no sé quien chucha es. Entre el hueveo, la buena onda y la confianza se creó un gran lazo y lo atendí como rey en mi casa. Me la debe, jajaja. Así también tengo a Eddie Donovan que lo conocí en CNL, la árbitro Mary de ASL con quien converso mucho con ella, un gusto. En HIT tengo muchos conocidos. Me gustaría irme a vivir al sur porque me encanta la naturaleza allá”.

Me gustaría arbitrar en todo Chile. Como luchador, ganar un campeonato para cumplir el sueño de niño. Pero mi meta personal es llegar lo más lejos. Juntar las lucas para hacer la gran Pedro Pablo y Alessandro e irme a la vida a Estados Unidos, lo voy a hacer. Es un sueño, uno de los consejos que siempre me dieron era que la única persona que se limita a que no puedas lograr algo es uno mismo. Cuando me dí cuenta que era bacán y que lo podía lograr, mira todo lo que he logrado: llegar a CNL, ser uno de los mejores árbitros de Chile, cumplí el sueño de llegar a Batalla Real. Motivado, a darle y a esperar que esto termine luego“.

Pueden seguir a Javier Trujillo en su cuenta de Instagram.

El Capítulo 8 de RasslinPod Live completo, te lo dejamos aquí.


No olvides vernos en RasslinPod Live, nuestro ciclo de entrevistas, todos los jueves a las 21:00 en el Live de Instagram. Puedes participar enviando tus preguntas y comentarios.

Por si te perdiste alguna, te dejamos los capítulos anteriores acá: Entrevistas RasslinPod Live.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s