Esta es la segunda entrega del análisis de lo realizado por AEW hasta ahora. Esta entrega comentará lo sucedido desde el primer episodio de Dynamite hasta Full Gear. Revisando los puntos altos, pero también aquellos elementos que no cumplen las expectativas.

Partamos por lo positivo, Chris Jericho es el motor del programa desde el episodio 1, apadrina a Sammy Guevara que había mostrado talento, pero cuyo personaje consistía en salir con una capucha de panda; bajo su alero el joven luchador toma un protagonismo y relevancia que no habría tenido en solitario, al punto que hace olvidar que el luchador todavía no tenga ni una sola victoria en un mano a mano. Este grupo llamado Inner Circle lo complementan, Santana & Ortiz, dos puertorriqueños que al igual que Guevara, no habrían tenido la misma oportunidad de lucir sin Le Champion. Esta primera etapa televisiva es contra Cody, pasando por diferentes etapas y cerrando con un gran desenlace.

Lee la primera parte aquí

Maxwell Jacob Friedman muestra su carisma desde el primer episodio, sin duda un potencial televisivo alto, lo que hace un poco inentendible que sea apadrinado por Cody. El hijo de Dusty Rhodes asume un rol face en estos primeros episodios, mientras MJF había mostrado gran potencial como heel de media carta, parecía una pésima decisión juntarlos pero AEW se anota un punto al final de la lucha de Cody con Jericho, cuando MJF lo traiciona dándole sentido a todo este angulo. Todo lo que rodeó este feudo fue bastante positivo.

Finalmente otro de los puntos altos es el feudo entre Jon Moxley y Kenny Omega, este comenzó desde el primer PPV de AEW, tendría su desenlace antes del primer episodio de Dynamite, pero una lesión de Moxley lo impidió lo que fue sin lugar a dudas positivo, ya que sus enfrentamientos siempre fueron algo esperado dentro de la programación semanal de estos primeros episodios. Omega y Moxley son dos estrellas que terminan tomando distintos caminos dentro de la empresa, pero sin duda son luchadores que hacen que el programa venda entradas y sea más visto por televisión.

Antes de pasar a lo malo, repasemos rápidamente lo que pudo ser mejor. El torneo en equipos para definir a los primeros campeones fue bastante bueno, pero desde el principio estuvo basado en el feudo entre SCU y Lucha Brothers, en general fue bastante positivo, pero la inclusión de Private Party en la revancha no tuvo sentido y pese a que se mostraron como un buen equipo, fue inevitable la sensación de que sobraban. Además al momento del regreso de Daniels la cámara solo lo enfoca a él, en vez de intercalar planos con Fénix y Pentagón. Además, tanto en Dynamite como en Full Gear la música no tuvo buen audio, parecía que solo se escuchaba por medio de los micrófonos ambientales del respectivo recinto, lo que siempre resta, una entrada siempre pierde emoción si la música no se escucha bien.

Vamos a lo malo, los Young Bucks, pasar de ser luchador de indies a ser estrella de televisión no es fácil, Matt y Nick Jackson han tenido problemas con esto, un excesivo uso de spots sumado a que a sus luchas siempre parecen sobrarle de 5 a 10 minutos, hacen que su paso televisivo hasta ahora no sea positivo. Menos movidas, más micrófono, luchas más cortas durante la semana sería la mejor forma de subir su aporte al programa.

Maxwell Jacob Friedman traicionando a Cody es uno de los puntos más altos de Full Gear

La mitad de carta no se ha manejado bien, exceptuando Shawn Spears, no hemos visto un bookeo sostenido en esta parte del roster. PAC venció a Omega, no perdió con Moxley, pero pierde con Adam Page en Full Gear; no se entiende bien que quisieron contar con su feudo. De Janela prefiero no hablar, Darby Allin sin duda es un gran elemento, pero ha sido usado como comodín para construir otras historias, en vez de hacer algo claro con él.

Finalmente lo más malo de AEW es la división femenina, en el primer episodio Riho se corona como la primera campeona de la empresa, con cero credibilidad, en ningún caso asume en sus hombros el peso de la división, sus apariciones en televisión pasan sin pena ni gloria y en Full Gear se enfrenta a una Emi Sakura que derechamente se la come en carisma. No puedes ser una campeona underdog, que tus rivales que sean heel y tengan más expresión a la hora de luchar.

Este fue el segundo análisis de AEW, el próximo lunes comentaremos hasta AEW Revolution. Sigue atento a nuestras redes sociales para más noticias de AEW.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s