El inicio de temporada de la marca roja tuvo a Drew McIntyre y Randy Orton en un approach a Hell In A Cell, a Mustafa Ali develando más cosas de RETRIBUTION, quienes “conocieron” a “The Fiend”, y a Elias deleitando con su música, entre otras cosas. Episodio transmitido desde el Amway Center en Orlando, FL.

Ver también: WWE RAW “Season Premiere” – La Previa.

El show comienza con la presencia de Alexa Bliss en el centro del ring quien dice “Let Him In”, para dar paso a la presencia de “The Fiend” Bray Wyatt. Ambos lucen unos ininmutables rostros incluso con la aparición de RETRIBUTION. Un apagón de luz y a la vuelta vimos que Bray y Alexa ya no estaban, y acto seguido hace su ingreso The Hurt Business para el 8-Man Tag Team Match anunciado desde la previa.

8-Man Tag Team Match: The Hurt Business vs. RETRIBUTION. Una lucha que parecía remarcar el rol de Mustafa Ali como líder de la facción, pero cuya credibilidad bien pudo haberse ido a pique puesto que T-BAR cayó por rendición ante la Full Nelson de Bobby Lashley.

Para más remate, RETRIBUTION fue barrido momentos después por “The Fiend”, quien coronó su presencia con Alexa en el titantrón diciendo “Let Me In” con la voz del demonio.

Ver también: Resultados WWE RAW – 12 de octubre de 2020.


La próxima escalada entre el Universal Champion Roman Reigns y Jey Uso y Sasha Banks buscando que Bayley firme el contrato, dentro del marco de la última noche previa a Hell In A Cell. Esto y más, este viernes 23 en SmackDown.

Ver también: Resultados WWE SmackDown “Season Premiere” – 16 de octubre de 2020.


AJ Styles hace su reaparición en RAW tras el WWE Draft, y lo hace con Jordan Omogbehin (el enorme guardián de la puerta de RAW Underground) como su guardaespaldas. Styles dice que hay que felicitar a quienes correspondan por haber elegido a un verdadero líder para RAW como él. Agrega también que Seth Rollins tenía un complejo de Mesías y pregonaba por el bien común y que Jeff Hardy creía que podría reclamar la tierra prometida tambaleándose, pero que el líder es “el hijo pródigo” (él). The Phenomenal One también saca a colación la victoria ante estos últimos en la Triple Threat de la semana pasada y anticipa que vencerá a Matt Riddle para comenzar una nueva era con “The Face that Run The Place”. Matt Riddle se presenta para enfrentar a Styles en su debut en RAW.

Sin embargo, el árbitro le exige a Omogbehin que se retire y éste no obedece e intenta intimidar al árbitro cuando este procedía a efectuar la cuenta para descalificar a AJ Styles. Ya en tono de súplica humillante y totalmente carente de autoridad, el de la polera rayada consigue que el enorme nigeriano baje del ring, sólo porque él lo quiso.

Matt Riddle vs. AJ Styles (c/Jordan Omogbehin). Un buen combate que tuvo como fin presentar el rol de Jordan junto a Styles, que sólo con intimidar es capaz de darle victorias. Así fue como sólo mostró su puño para que Riddle se espantara y cayera ante una Enzuigiri y el Styles Clash para la cuenta de tres.

Se muestra un recuento de lo que ha pasado entre Drew McIntyre y Randy Orton desde Clash Of Champions hasta el pasado RAW. Esto, para anunciar la presencia del WWE Champion para más adelante.

Charly Caruso precisamente tiene a su lado a Drew McIntyre, a quien le pregunta sus apreciaciones por enfrentar en Hell In A Cell a un veterano en este tipo de luchas. McIntyre toma el micrófono y se dirige directamente a Randy Orton, confiesa que tenía 20 años cuando lo vio por primera vez y ya había notado su carácter despiadado, sadístico y egoísta, pero inteligente. Tenía claro que cerraría la rivalidad en cada PPV que lo enfrentó en los pasados meses, pero que el ataque que Orton le profirió a sus mentores Christian, Big Show, Shawn Michaels y Ric Flair hizo que se reactivara todo.

McIntyre asegura saber que la experiencia de Orton en los Hell In A Cell Matches le da una ventaja ante cualquier superestrella, pero que él no es esa superestrella promedio. Además avisa que el domingo dentro de la estructura no habrá respeto ni honor, porque Orton no lo merece y que lo pondrá en el infierno para mantenerse como WWE Champion.

RAW Women’s Championship Match: Asuka (C) vs. Lana. Unos pocos minutos de la japonesa haciendo lucir a la rubia antes de hacerla caer por rendición con la Asuka Lock. Pero faltaba que Nia Jax & Shayna Baszler atacaran a las presentes, el ya habitual Samoan Drop de Nia a Lana en la mesa de comentarios y Asuka que logra escapar de las WWE Women’s Tag Team Champions.

Aún con Nia y Shayna en el ring, la primera dice que han probado estar en la misma página pese a que no se trenzan el cabello una a la otra o que no se siguen en Instagram. Shayna agrega que lo que han hecho significa trabajo en equipo y dominancia, y que más que hechos, ellas son de acciones. Nia avisa que son las dominantes absolutas de la Women’s Tag Team Division en RAW y SmackDown y desafía a que cualquier otra pareja haga algo al respecto.

WWE Photo

Acto seguido, se van sumando Mandy Rose & Dana Brooke y Lacey Evans, quien revela a Peyton Royce como su compañera, aunque hay claros problemas de lucimientos. Cuando estos dos equipos estaban a punto de enfrentarse, se suman también The Riott Squad. Las cuatro parejas se van a las manos y terminan en una desprolija serie de lanzamientos desde las esquinas del ring hacia el resto afuera. Esto conlleva a un Fatal 4-Way Match.

WWE Photo

Brezzango defendiendo el NXT Tag Team Championship ante The Undisputed Era y la famosa ruleta de Halloween Havoc a cargo de Shotzi Blackheart será parte del panorama ofrecido por NXT, este miércoles 21.

Ver también: Resultados WWE NXT – 14 de octubre de 2020.


Nia Jax & Shayna Baszler vs. Mandy Rose & Dana Brooke vs. Lacey Evans & Peyton Royce vs. The Riott Squad. Lucha no-titular. En algún momento pudieron lucir Mandy & Dana y las Squad antes de un robo de tags vertiginosos y que terminó con el dominio de la Kirifuda Clutch de Shayna a Ruby y la Samoan Drop de Nia a Lacey para llevarse la victoria.

Revivimos el episodio del atropello a Elias en SmackDown y su regreso, 5 meses después, para atacar a su supuesto infractor, Jeff Hardy. Esto, antes de que el trovador ofrezca el concierto prometido.

El WWE ThunderDome se convierte en un escenario musical para recibir a Elias. Con banda y todo, ovación y fuera de su personaje in-ring, nos ofrece “Amen (I’m Going In)”, un sencillo de su álbum “The Universal Truth”. Cuando la gente pedía “otra” (ENCORE), el guitarrista “se sale de la pauta” y Elias lo recrimina, pero éste resulta ser Jeff Hardy. Elias alcanzó a zafar del guitarrazo y huye.

Backstage: The Miz & John Morrison conversan sobre haber salvado a Mandy Rose por haberla traído a RAW y sobre el Money In The Bank de Otis. Tucker les reclama que con él hicieron lo mismo que con Mandy y que les hará la vida imposible como ellos se la están haciendo a Otis. El ex-Heavy Machinery dice que encontrará a un compañero para desafiarlos más adelante. Miz & Morrison ríen fuerte y burlesco en la cara de Tucker.

Por otro lado, Charly Caruso entrevista a Elias, quien está ofuscado aún por lo sucedido por Jeff Hardy y lo desafía a un combate en Hell In A Cell. Más tarde se confirmaría.

The New Day se presentan para el siguiente combate. Kofi Kingston dice que han pasado cuatro años desde la última vez que se presentaron como RAW Tag Team Champions y Xavier Woods recuerda lo mal que lo ha pasado con las lesiones durante el último año.

Sheamus se suma a la conversación y dice que la despedida de The New Day fue vergonzosa. Kofi dice que el grupo aún no ha terminado porque Big E sigue siendo parte y que estarán en ambas marcas “sembrando la positividad”. Sheamus les avisa que miren la realidad y que la positividad es una mentira. Los RAW Tag Team Champions se burlan de Sheamus porque Big E lo enterró en un parabrisas de un auto y el irlandés avisa que están divididos, que divididos caerán y que cerrará la rivalidad con un Brogue Kick.

Kofi Kingston (c/Xavier Woods) vs. Sheamus. Con Big E en el ThunderDome, Kofi se sobrepuso a la potencia y agresividad del irlandés para cerrar la lucha por cuenta de tres luego de un Trouble In Paradise.

Se repasa lo ocurrido al inicio del show con RETRIBUTION siendo derrotado por The Hurt Business y atacado por “The Fiend”. Esto para que Mustafa Ali hable como el cerebro del grupo, diciendo que ellos se equivocaron al menospreciarlos, que puede sembrar el caos con un computador portátil o un teléfono móvil, haciendo un click para que todo el mundo se derrumbe. Ali también reveló que los tenía a todos vigilados y con esto se dio a conocer como el hombre detrás del Hacker de SmackDown de principios de año. Aclara que lo hizo porque a sus compañeros les rompieron sus sueños y que ya es hora de que “sus verdades sean escuchadas”, como decía el lema del Hacker en aquella oportunidad.

The Hurt Business conversan cuando se les acerca Titus O’Neil, quien tiene la intención de unirse al grupo, porque viste elegante y los puede llevar al buen negocio, pero termina siendo atacado por ellos.

The Miz & John Morrison ya están en el ring y emplazan a Tucker a que se aparezca con su compañero. El ex-Heavy Machinery presenta a El Gran Gordo, que no es más que una caracterización mexicana de Otis.

The Miz dice que esto es una burla y Tucker responde que su compañero tiene el potencial de ser el nuevo Rey Mysterio. Posteriormente The Miz sostiene que Otis no tiene pasta de campeón y que es un chiste cómo ha desprestigiado el Money In The Bank, maletín que le cambió la vida, que la diferencia con él es que ha estado 15 años siendo una estrella, que la gente sólo ha sentido lástima por Otis por su performance de underdog, se jacta de haberlo separado de Mandy Rose y Tucker y que “aunque se ponga una máscara, seguirá siendo un cerdo”. Tras eso, Tucker y El Gran Gordo van al ring para la lucha.

Tucker & El Gran Gordo vs. The Miz & John Morrison. Durante la lucha aparecieron R-Truth tratando de huir de los aspirantes al WWE 24/7 Championship, entre los que estaba Lucha House Party, quienes se detuvieron a saludar a El Gran Gordo. Finalmente, el orondo enmascarado saca a Otis de adentro, ejecuta su Caterpillar y su Vader Bomb sobre Miz para la cuenta de tres.

Backstage: Tucker y El Gran Gordo celebran junto a The New Day. Mandy Rose se le acerca a Gordo, le regala un jamón, y terminan bailando todos.

Bray Wyatt muestra una suerte de “mudanza” de “Firefly Fun House” a RAW, dice que le entristece dejar SmackDown pero está motivado de hacer nuevos amigos en RAW, mientras se muestran las imágenes del ataque de “The Fiend” a RETRIBUTION. Bray ríe y los personajes se sienten a gusto en la marca roja. Ramblin’ Rabbit dice que tiene una esposa y acusa que no ha tenido la atención de Bray, quien dice que será de ahora en más un mejor padre y amigo mientras se van recordando las veces que Ramblin’ ha sido comido, desarmado, golpeado o incluso “licuado”. Alguien toca un extraño timbre, Bray abre la puerta y es Alexa Bliss vestida como Freddy Krueger, que se une a “Firefly Fun House” y con quien termina despidiendo el segmento con el clásico “Byeee!”.

Keith Lee vs. Braun Strowman. Poco que rescatar en una lucha corta, menos de lo que se había vendido y que tuvo como protagonista los golpes bajos, llamando al recuerdo de lo sucedido entre Strowman y Roman Reigns en el reciente SmackDown. Un cabezazo del Monster Among Men a Lee en esa zona y una Big Boot le dieron la victoria. Tras cartón, Lee va por la revancha y le propina una patada baja, advirtiéndole que esto aún no ha terminado.

La Hell In A Cell es bajada antes de la presencia de Randy Orton, quien se encierra para entregar un mensaje. Sentado en una silla al medio del ring, Orton admite que toda superestrella que ingresa a la estructura, sale sin un pedazo de ella, y él sale siendo mejor que antes. Orton también recuerda que ha competido siete veces dentro y trae a la memoria a quienes se ha enfrentado, las dos veces que ha salido coronándose World Champion y la vez que sintió que se ganó el respeto de The Undertaker.

The Viper coincide en que todos los nombrados son Hall Of Famers o potenciales, traduciéndose en palabras simples como leyendas. A raíz de esto mismo, Orton también señala que la palabra “leyenda” se está usando de forma muy suelta y que a veces hay que distinguirla de los momentos legendarios, como el que Drew McIntyre tuvo en WrestleMania 36 al ganarle el WWE Championship a Brock Lesnar, pero que McIntyre jamás será leyenda.

Drew McIntyre ingresa y Orton le advierte que la puerta de la Hell In A Cell está cerrada con candado y cadena. Para el WWE Champion no es tema, ya que va por un napoleón, corta la cadena e ingresa.

Lamentablemente no supimos si se fueron a las manos, ya que justo ahí finalizó RAW. Nos encontramos el miércoles 21 con los reportes de NXT y AEW Dynamite. Recuerda también que tendremos cobertura especial de Hell In A Cell.


Síguenos en nuestras plataformas oficiales de FacebookTwitter e Instagram. También escucha nuestros podcast semanales en Spotify.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s