Siguendo con los contenidos conmemorativos por su despedida en Survivor Series, te dejo este póker de luchas donde The Phenom terminó sumando un nuevo campeonato a su palmarés.

The Undertaker deja muchos legados, pero uno de ellos no fue precisamente una cantidad de títulos que lo hayan dejado cerca de Ric Flair o John Cena, los líderes en levantar cinturones mundiales. Sin embargo, en sus tres décadas en WWE dejó 4 WWF/WWE Championships y 3 World Heavyweight Championships, además de 6 WWF Tag Team Championships, 1 WCW Tag Team Championship y 1 Hardcore Championship.

Sin ánimo de ránkings ni estrellas, acá te presento un póker donde The Undertaker ganó cuatro preseas. Una lucha ya te la presentamos en el anterior Rasslin Recomienda: 4 Luchas de The Undertaker en Survivor Series y otra en el Rasslin Recomienda: 4 Luchas en WWE Hell In A Cell.


WWF Championship a Sycho Sid (WrestleMania 13, 1997)

Este es el segundo título máximo que The Undertaker consigue en la compañía, y lo haría en el evento que haría historia. Taker tendría una nueva oportunidad por el WWF Championship luego de perder una lucha por el vacante título ante Bret Hart en In Your House: Final Four. Sycho Sid derrotaría a Hart e iría como campeón contra Taker en WrestleMania, en una rivalidad donde también se involucrarían “Stone Cold” Steve Austin y Shawn Michaels, el campeón que había renunciado al título por una lesión.

Michaels estaba en la mesa de comentarios para presenciar en vivo una de las luchas más olvidables que Taker tendría en WrestleMania, y que sólo se recordaría por ser su primer Main Event y su primer título obtenido en “La Vitrina de los Inmortales”. Innecesarios 20 minutos, con excesivas intervenciones de Hart y una evidente falta de storytelling en los dos protagonistas de la lucha. Precisamente sería Hart quien le diera la victoria y WWF Championship a Taker, que lo cerraría con su Tombstone Piledriver. Hasta ese momento, la racha marcaba 6-0.

Taker mantendría el campeonato hasta SummerSlam 1997, donde lo perdería frente a Bret Hart, mismo reinado que después acabaría con la “Montreal Screwjob”.


WWF Tag Team Championship (c/”Stone Cold” Steve Austin) a Kane & Mankind (WWF Fully Loaded: In Your House 1998)

Esta lucha nació con la unión de dos rivalidades paralelas: la consecuente de la mítica Hell In A Cell Match en King Of The Ring 1998 de Taker con Mankind y la del WWF Championship entre el entonces campeón “Stone Cold” Steve Austin y Kane, donde este último tendría su único y efímero reinado, y donde también se involucraron los dos primeros. Luego de que Taker retara a Austin por el WWF Championship, se decidió que ambos tenían que luchar en un Tag Team Match frente a Kane & Mankind en Fully Loaded, equipo que después ganó el WWF Tag Team Championship, por lo que la lucha pasaría a ser titular.

Durante la noche de Fully Loaded se especulaba de que Taker no aparecería, debido a los juegos mentales que le provocaba a Austin el luchar junto a su rival frente a un equipo donde estaba su hermano, incluso Vince McMahon había confirmado al Brooklyn Brawler como compañero de Austin. Pero Taker llegó y cumplió, pese a mostrar desavenencias con su compañero y WWF Champion al inicio. Gran parte de la lucha se la llevó Austin, dando y recibiendo, a punto de dar la victoria por un contundente silletazo a Kane, y terminó repartiendo Stunners, pero la sentencia la firmó Taker, precisamente y luego de las dudas, con un Tombstone Piledriver a Kane. Cuenta de tres y nuevos WWF Tag Team Champions, cinturones que Taker tomó y dejó a Austin solo en el ring. Sería el primer Tag Team Championship de los siete que ganó, la mayoría justamente con su hermano Kane.

A las pocas semanas perderían el título nuevamente ante Kane & Mankind, y la rivalidad entre Taker y Austin escalaría hasta verlos enfrentados por el WWF Championship en SummerSlam 1998.


Hardcore Championship a Rob Van Dam (Vengeance 2001)

En plena transición post-Invasión, Taker sorprendería con un Heel Turn en un segmento al voltearse contra Jim Ross y forzarlo a besarle el trasero a Vince McMahon. Con el odio del público en su contra, Taker estableció un nuevo giro en su carrera, con el pelo corto y el nacimiento del Big Evil, y en su búsqueda de respeto entabló una rivalidad con Rob Van Dam, el rostro más querido de The Alliance, que terminaría en un Hardcore Championship Match en Vengeance.

La lucha fue bastante breve y secundaria dentro de un ambiente más enfocado en el Undisputed WWF Championship, y con un título que lograba una mayor importancia después de verse defendido hasta en un parque de juegos infantiles. Si bien Taker tomó la manija de la lucha casi desde el principio, los comebacks de RVD eran muy a su estilo, entregando esa combinación de sus movidas clásicas combinadas con los objetos presentes, cuyo escenario se desarrolló principalmente cerca del público. Llamaba la atención los gestos faciales de Taker, invitando a creernos en un tipo que bordeaba la psicopatía. El tramo final se desarrollaría en el escenario de entrada, y Taker le podría punto final al reinado del ex-ECW luego de lanzarlo al vacío con un Chokeslam y bajar hasta los escombros para poner la cuenta de tres.

Esto sería una “pausa” para un Taker que después afrontaría la primera parte del 2002 con rivalidades contra Ric Flair en WrestleMania X-8 y el WWE Undisputed Championship en Judgment Day ante Hulk Hogan.


World Heavyweight Championship a Edge (WrestleMania 24, 2008)

La rivalidad principal de SmackDown para ese WrestleMania comenzaría con Taker ganando una Elimination Chamber Match en No Way Out para obtener una oportunidad por el World Heavyweight Championship de Edge, y así repetir la historia del 2007 contra Batista.

La lucha partió algo lenta, más centrada en la estrategia de Edge y después fue tomando un ritmo creciente, con un punto de inflexión en la accidental Big Boot que Taker le propinó al árbitro Jim Korderas. Esto fue factor para que Edge usara su oportunismo característico y atacara a Taker incluso con una cámara y recurriendo a sus entonces secuaces Curt Hawkins & Zack Ryder. Aún sin réferee, Taker haría su Tombstone Piledriver que, pese al inolvidable carrerón de Charles Robinson para llegar al ring, Edge se sacudiría. Vendrían un par de nearfalls de infarto, y un segundo intento de Spear, terminaría con Edge encerrado en la Hell’s Gate y se daría por vencido. Taker extendía su racha a 16-0, y al igual que en la edición anterior, saldría de WrestleMania con el World Heavyweight Championship en su poder. Todo lo que se le podía pedir a una lucha, con psicología, movimientos bien usados y dramatismo. A eso también hay que sumarle el enorme trabajo que Edge y Taker hicieron para devolver las ganas de impresionar y animar a los espectadores, que una hora antes se habían entristecido con el retiro de Ric Flair. Por lejos, el mejor combate de esta entrega y un Top seguro de cualquier ranking que se haga de estos dos.

Tras aquello, Taker y Edge seguirían rivalizados, Vickie Guerrero (aliada de Edge y GM de SmackDown) prohibiría el Hell’s Gate y terminaría con Taker despojado del título, y posteriormente ganado por el mismo Rated-R Superstar.

Así cierro un nuevo Rasslin Recomienda. Como lo consignó @dancalaf, creador de esta sección, esto no es un “Top” o un “Las mejores luchas de…”, sólo es un bocadillo para un hambriento de wrestling, en este caso, un hambriento de saber más de The Undertaker.


Síguenos en nuestras plataformas oficiales de FacebookTwitter e Instagram. También escucha nuestros podcast semanales en Spotify.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s